Diego Villacorta - Agronews CyL
  • Aseguran que son una de las pocas federaciones que han notado un incremento de licencias con hasta mil más en los últimos años. 

Como cada año, arranca la media veda en Castilla y León en una campaña que se extenderá hasta el 15 de septiembre. Las expectativas sin embargo, según la Federación de Caza de Castilla y León no son tan halagüeñas según ha relatado a Agronews el presidente del organismo Santiago Iturmendi: “Esperamos una campaña irregular en provincias sobre todo del sur y centro de Castilla y León”. En el norte, eso sí, habrá codornices. 

 

En esta media veda también comenzará con la caza del conejo, una especie que según Iturmendi necesita un control por los problemas que está ocasionando sobre todo a nivel de infraestructuras en la comunidad: “Están creando dificultades porque horadan el soporte de las vías de tren al ser tierras movidas y deciden colocar ahí las madrigueras, son problemas de cimentación importantes” reconoce. Eso sí, dice el presidente de los cazadores que son una “especie más” como la paloma y la codorniz. 

 

Además son más de 1.000  los nuevos federados y licencias creadas en los últimos años con lo que logran mantenerse como una de las pocas que no han disminuido su cifra de afiliados en los últimos años. 

 

La resolución de caza "en un año"

Iturmendi también espera que quede resuelto cuanto antes el recurso presentado por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que elevaba al Constitucional la suspensión cautelar de la actividad al tumbar la orden que lo controlaba del año 1996 dando así la razón al partido animalista Pacma: “Esperemos que se resuelva en un año y tengamos una nueva ley de caza en Castilla y León para que esté blindado por estudios y argumentos técnicos que no puedan ser rebatidos” ha expresado. Además con esta medida, también según la Federación de Caza regional, se evitarían los accidentes de tráfico provocados por animales como los corzos o los jabalíes.

 

 

Sección: