Agronews Castilla y León

 

  • Pese a esa bajada, la producción mundial de esta campaña es un 1,3% más alta que la recogida previa

El pronóstico de la FAO sobre la producción mundial de cereales en 2020 se ha reducido por tercer mes consecutivo, con revisiones a la baja en relación con todos los cereales principales. No obstante, se sigue previendo que la producción mundial de cereales alcanzará un nivel sin precedentes de 2 742 millones de toneladas, es decir, un 1,3 % más que el año pasado.

La producción mundial de cereales secundarios, pronosticada en 1 472 millones de toneladas en 2020, se ha reducido en 6,8 millones de toneladas respecto del mes anterior. La mayor parte de la revisión obedece a una reducción de las perspectivas de rendimiento del maíz en los Estados Unidos de América —que, sin embargo, sigue en vías de conseguir su tercera mayor cosecha jamás registrada— y en Ucrania. Estas reducciones contrarrestan con creces el aumento del pronóstico sobre la producción de maíz en Serbia, que actualmente se considera que alcanzará un máximo histórico en 2020. El pronóstico sobre la producción mundial de trigo en 2020 se ha recortado ligeramente desde el mes pasado, cifrándose en 761,7 millones de toneladas, con lo que la producción de este año se ubica en un nivel comparable a la de 2019. La revisión a la baja obedece a la reducción de los pronósticos sobre la Argentina y el Brasil, debido a las escasas lluvias de los últimos tiempos que limitaron las expectativas de rendimiento, y sobre Kazajstán, lo cual contrarresta el incremento de la estimación acerca de la producción en la Federación de Rusia. En cuanto al arroz, han empeorado las perspectivas sobre la producción en Bangladesh y Viet Nam, en ambos casos como consecuencia de los efectos adversos de las condiciones meteorológicas en los cultivos secundarios. Sin embargo, la disminución prevista de la producción en ambos países, junto con otras revisiones a la baja de menor cuantía, se ven compensadas en parte por una mejora en el Pakistán, donde las valoraciones oficiales preliminares indican que otra gran ampliación de la superficie debería dar lugar a una cosecha récord en 2020. En consecuencia, actualmente se prevé que la producción mundial de arroz en 2020 alcanzará un máximo histórico de 508,4 millones de toneladas, cifra que se encuentra un 1,5 % por encima del nivel reducido de 2019, aunque ligeramente por debajo de las expectativas del mes anterior.

A más largo plazo, en el hemisferio norte se está llevando a cabo la plantación de cultivos de trigo de invierno de 2021, y se prevé que la siembra aumentará en varios de los principales países productores impulsada por los precios remunerativos, pese a que las condiciones secas de los últimos tiempos podrían frenar la ampliación de las plantaciones y limitar la producción. En los Estados Unidos de América, si bien las operaciones de siembra avanzan a ritmo acelerado, las condiciones secas, como resultado del fenómeno meteorológico imperante de La Niña, han dado lugar a unas condiciones de cultivo moderadamente peores en comparación con el año anterior. En Europa, la robusta demanda de exportaciones y la subida de los precios han incentivado una ampliación de la superficie en la Federación de Rusia, donde la siembra se estima oficialmente en 19,2 millones de hectáreas, mientras que la escasez de precipitaciones en Ucrania provocó que la siembra de 2021 disminuyera hasta un nivel inferior a la media. Tras la reducción de la superficie plantada en 2019, se prevé que la siembra de trigo en la Unión Europea (UE) se recuperará de manera sustancial. En Asia, las condiciones meteorológicas han sido en general favorables para los cultivos de trigo de 2021 y se prevé que, con el apoyo de precios rentables, la superficie plantada aumentará en China, la India y el Pakistán.

Según los pronósticos, la utilización mundial de cereales en 2020/21 ascenderá a un récord de 2 744 millones de toneladas, cifra prácticamente igual a la del mes anterior y superior en un 1,9 % a la de 2019/20. El pronóstico sobre la utilización total de cereales secundarios en 2020/21 se sitúa en 1 477 millones de toneladas, esto es, un 2,6 % más que en la campaña anterior, principalmente como resultado de un aumento del uso de piensos, en especial de maíz y sorgo en China, así como de otros usos, a consecuencia de una subida de la producción de etanol a base de maíz en el Brasil y los Estados Unidos de América. Se prevé que la utilización mundial de trigo en 2020/21, cifrada en 757,6 millones de toneladas, superará en un 1,1 % el nivel estimado de 2019/20, fundamentalmente como resultado del aumento previsto de su utilización como alimento. Se estima que la utilización mundial de arroz en 2020/21 alcanzará los 510,3 millones de toneladas, es decir, sin variaciones respecto del pronóstico del mes pasado y un 1,5 % por encima de la estimación sobre 2019/20.

El pronóstico acerca de las reservas mundiales de cereales al cierre de las campañas en 2021 se ha recortado en 9,6 millones de toneladas desde el mes anterior, situándose en 866,4 millones de toneladas, y actualmente se estima que las reservas disminuirán en un 0,7 % respecto de sus niveles de apertura. De confirmarse este nivel, el coeficiente reservas-utilización de cereales a escala mundial disminuiría del 31,8 % en 2019/20 al 30,7 % en 2020/21, el nivel más bajo en cinco años pero aun así relativamente cómodo. Actualmente se estima que las existencias totales de cereales secundarios, cifradas en 402,5 millones de toneladas, disminuirán en más de 10 millones de toneladas respecto de lo previsto anteriormente, fundamentalmente a causa de una revisión a la baja de las existencias de maíz en los Estados Unidos de América. Con la revisión de este mes, las existencias mundiales de cereales secundarios caerían un 2,8 % por debajo de sus niveles de apertura. Por el contrario, el pronóstico sobre las existencias mundiales de trigo se ha alzado en casi 2 millones de toneladas desde noviembre, principalmente debido a expectativas de aumento de las existencias en el Canadá, China y la UE, y se sitúa ahora en 282,9 millones de toneladas, un 2,3 % por encima de sus niveles de apertura. La mayor parte de la expansión interanual prevista de las reservas mundiales corresponde a la acumulación de reservas de trigo en China. Se prevé que las reservas mundiales de arroz al cierre de 2020/21 se ubicarán en 181,0 millones de toneladas, esto es, un 0,4 % menos que sus niveles de apertura y 1,0 millones de toneladas por debajo de las expectativas del mes pasado. La revisión mensual refleja sobre todo el descenso previsto de las reservas en la India a causa de la mejora de las perspectivas de exportación del país. Con todo, las previsiones siguen indicando que las reservas en la India alcanzarán un nivel sin precedentes. Efectivamente, se estima que la acumulación prevista en la India, junto con una acumulación aún mayor de lo previsto anteriormente en Tailandia, impulsará un aumento del nivel agregado de las reservas de arroz de los principales países exportadores.

De acuerdo con los pronósticos, el comercio mundial de cereales en 2020/21 ascenderá a 454,6 millones de toneladas, es decir, 3,2 millones de toneladas más de lo pronosticado el mes pasado y, actualmente, un 3,4 % por encima del nivel de 2019/20. El pronóstico sobre el comercio mundial de cereales secundarios en 2020/21 (julio/junio) se ha incrementado en 2,7 millones de toneladas respecto del mes pasado y se cifra ahora en cerca de 223 millones de toneladas, con lo que supera en un 5,7 % el récord de la campaña anterior. La revisión al alza de este mes deriva principalmente de un ritmo mayor de lo previsto de las ventas de maíz de los Estados Unidos de América, impulsado por continuadas compras cuantiosas por parte de China. Según los pronósticos, el comercio mundial de trigo en 2020/21 (julio/junio), cifrado en 184,5 millones de toneladas, se mantendrá cerca del nivel de 2019/20, sin variaciones desde el mes pasado, ya que el aumento previsto de las ventas de la Federación de Rusia se verá contrarrestado por una revisión a la baja de las exportaciones de la Argentina como consecuencia de las perspectivas de disminución de las cosechas. Actualmente se prevé que el comercio mundial de arroz en 2021 (enero-diciembre) ascenderá a 47,6 millones de toneladas, esto es, un 6,9 % por encima del pronóstico revisado de 44,5 millones de toneladas correspondiente a 2020. Este mes se introducen revisiones al alza de las importaciones de diversos países africanos y del Cercano Oriente, lo que compensa con creces las perspectivas algo menos optimistas sobre las importaciones de Filipinas.

 

Tags: 

Sección: