La FAO sitúa la cosecha mundial de cereales en los 2.586 millones de toneladas, un 2,4% menos que el récord alcanzado en la 2017

Agronews Castilla y León

6 de julio de 2018

procesadora de grano ucrania

Las indicaciones más recientes siguen apuntando a una reducción de la producción de cereales en 2018 y unas perspectivas negativas sobre la oferta de cereales para la próxima campaña de comercialización (2018/19). Sobre la base de las condiciones de los cultivos ya plantados, y suponiendo que las condiciones meteorológicas sean normales durante el resto de las campañas agrícolas de 2018, el pronóstico de la FAO acerca de la producción mundial de cereales este año asciende a 2 586 millones de toneladas (incluido el arroz elaborado), es decir, 64,5 millones de toneladas (un 2,4 %) menos que el récord de producción de 2017. La disminución interanual refleja principalmente la reducción prevista de la producción de maíz. El descenso pronosticado para la producción de trigo en 2018 también deprime las perspectivas mundiales, mientras que se calcula que la producción de arroz alcanzará un nuevo máximo en 2018. Los últimos pronósticos sobre los cereales son cerca de 24 millones de toneladas inferiores a los de junio, principalmente debido a unas previsiones sobre la producción de trigo en la Unión Europea (UE), así como sobre la producción de trigo, maíz y cebada en la Federación de Rusia y Ucrania, menores a lo previsto anteriormente.

[[{«fid»:»41091″,»view_mode»:»media_original»,»type»:»media»,»attributes»:{«height»:286,»width»:299,»style»:»width: 299px; height: 286px; border-width: 5px; border-style: solid; margin: 5px; float: left;»,»class»:»media-element file-media-original»}}]]La utilización mundial de cereales se estima en 2 641 millones de toneladas, esto es, 26,5 millones de toneladas (un 1,0 %) más que en 2017/18, pero por debajo de la previsión de junio tras los ajustes a la baja del consumo total de trigo y cebada. Es probable que en 2018/19 siga aumentando la utilización total de todos los cereales principales, en proporción con la creciente demanda de alimentos, del mismo modo que es probable que siga aumentando el uso total como pienso y en la industria.

De materializarse los pronósticos actuales, la producción de cereales no será suficiente para satisfacer las necesidades totales de utilización previstas para 2018/19 y, como resultado de ello, las existencias mundiales de cereales acumuladas en las últimas cinco campañas tendrían que reducirse a 749 millones de toneladas, esto es, un 7 % por debajo de sus niveles de apertura. Con los niveles actualmente previstos de utilización y existencias, el coeficiente reservas-utilización disminuiría del 30,6 % de 2017/18 a un 27,7 % en 2018/19, es decir, su primera disminución en cuatro años, aunque se mantendría muy por encima del nivel del 20,4 % registrado en 2007/08, el más bajo de todos los tiempos. Entre los principales cereales, se prevé que las existencias de maíz experimentarán la mayor reducción. También se prevé un descenso de las existencias de trigo y cebada, mientras que las existencias de arroz al fin del ejercicio podrían aumentar por tercera campaña consecutiva.

Las previsiones indican que en 2018/19 el comercio mundial de cereales seguirá siendo en general robusto. Se calcula que el comercio de trigo superará el nivel de la campaña precedente, aunque seguirá estando por debajo del máximo registrado en 2016/17. Según las previsiones, el comercio mundial de cereales secundarios rondará niveles récord gracias a la fuerte demanda de importaciones de maíz, cebada y sorgo. También se prevé que, tanto en 2018 como en 2019, el comercio internacional de arroz permanecerá cercano al récord de 2017.

Cuadros resumidos

cereal balance es jul



Share This