Agronews Castilla y León

El pronóstico de la FAO sobre la producción mundial de cereales en 2021 se ha reducido marginalmente respecto del informe anterior, de junio, ubicándose en 2 817 millones de toneladas, cifra que aun así es un 1,7 % (47,8 millones de toneladas) mayor que en 2020 y supondría un nuevo récord. El modesto recorte intermensual atañe principalmente a los cereales secundarios, cuya producción mundial se estima ahora en 1 513 millones de toneladas, es decir, 3 millones de toneladas por debajo de las expectativas del mes pasado. La mayor parte del descenso previsto a nivel mundial obedece a una reducción pronunciada del pronóstico sobre la producción de maíz en el Brasil, donde períodos prolongados de tiempo seco han hecho caer las expectativas de rendimiento. También se ha rebajado el pronóstico acerca de la producción mundial de cebada al reducirse el pronóstico sobre la producción en la Unión Europea (UE), debido a que la superficie sembrada es menor de lo previsto anteriormente, y en varios países del Cercano Oriente, a causa de condiciones secas generalizadas que han limitado el potencial de rendimiento. Estos descensos superan con creces las revisiones al alza de los pronósticos sobre la producción de maíz en China, la Federación de Rusia y Ucrania. Las perspectivas acerca de la producción mundial de trigo también han resultado ligeramente afectadas este mes, al empeorar las perspectivas de rendimiento en el Cercano Oriente a raíz de las condiciones atmosféricas secas. En consecuencia, la producción mundial de trigo en 2021 se ha rebajado en 1 millón de toneladas, cifrándose en 784,7 millones de toneladas, pese a lo cual representa un aumento del 1,2 % en términos interanuales. Por el contrario, el pronóstico sobre la producción mundial de arroz en 2021 ha sufrido un ligero ajuste al alza desde junio, ya que unas expectativas más optimistas respecto a la superficie sembrada en Iraq y los rendimientos récord registrados en la Argentina y el Uruguay contrarrestaron una revisión a la baja del pronóstico acerca de la UE, donde se cree que los limitados suministros de agua para el riego han limitado la superficie cultivada en España más de lo previsto anteriormente. Como consecuencia de ello, actualmente se prevé una cosecha récord de 519,5 millones de toneladas de arroz en 2021, es decir, un 1,0 % más que en 2020.

El pronóstico sobre la utilización mundial de cereales en 2021/22 se ha rebajado en 15 millones de toneladas respecto del mes anterior y asciende ahora a 2 810 millones de toneladas, cifra que pese a todo representa un 1,5 % más que en 2020/21. La revisión a la baja obedece en gran medida a una utilización de maíz en China menor de lo previsto, tanto como pienso, al esperarse un uso mucho mayor de otros piensos, como con fines industriales. Pese a esta revisión a la baja, se prevé que la utilización mundial total de cereales secundarios aumentará en un 0,9 % respecto del nivel de 2020/21, alcanzando 1 510 millones de toneladas en 2021/22. Por el contrario, el pronóstico acerca de la utilización mundial de trigo en 2021/22 se ha incrementado desde el mes pasado y se ubica ahora en 780 millones de toneladas, lo que supone un aumento del 2,7 % respecto del nivel de 2020/21. Tanto la revisión al alza de este mes como el aumento interanual previsto de la utilización de trigo se atribuyen principalmente a un mayor uso del trigo como pienso, favorecido por la competitividad de sus precios en relación con los del maíz. La utilización mundial de arroz en 2021/22 se estima en 520,8 millones de toneladas, esto es, un 1,5 % más que en la campaña anterior y casi igual a las expectativas de junio. Aunque también se prevé un incremento de los usos como pienso, la expansión prevista del uso alimentario explicaría gran parte de este crecimiento anual, manteniendo firme la ingesta mundial de arroz per cápita en cerca de 54 kilos por persona.

Actualmente, tras una pronunciada revisión al alza de 24 millones de toneladas realizada este mes, se prevé que las reservas mundiales de cereales al cierre de las campañas en 2021/22 superarán sus niveles de apertura por primera vez desde 2017/18, alcanzando los 836 millones de toneladas, es decir, un 2,4 % más que el ajustado nivel del año pasado. El aumento previsto de las reservas de maíz en China explica la mayor parte de la revisión al alza de este mes de las existencias mundiales de cereales. La última previsión es que las existencias de maíz en China alcanzarán los 152 millones de toneladas, esto es, cerca de 24 millones de toneladas más que el pronóstico anterior y 3,0 millones de toneladas por encima de sus niveles de apertura revisados, lo que supone el primer aumento interanual en seis años. Con esta revisión, se estima que las reservas de cereales secundarios en 2021/22 aumentarán un 4,0 % respecto de sus niveles de apertura hasta alcanzar los 354 millones de toneladas. Por el contrario, si bien se han rebajado las existencias de trigo en 2021/22 respecto del mes anterior, aún se estima que aumentarán un 1,8 % respecto de sus niveles de apertura y alcanzarán un récord de 297 millones de toneladas, fundamentalmente a causa de las acumulaciones previstas en Australia, China, la India, Marruecos, Ucrania y la UE. Como reflejo de un ligero ajuste al alza de las expectativas de remanentes en el Pakistán, el pronóstico de la FAO sobre las reservas mundiales de arroz al cierre de las campañas de 2021/22 asciende actualmente a 184,9 millones de toneladas, lo que representaría un incremento interanual del 0,5 % y el segundo volumen más alto jamás registrado. Sobre la base de las revisiones de este mes a los pronósticos acerca de las reservas mundiales de cereales y su utilización, actualmente se prevé que la relación entre las reservas y la utilización de cereales a escala mundial en 2021/22 rondará el 29,0 %, es decir, el mismo nivel de 2020/21.

El último pronóstico de la FAO sobre el comercio mundial de cereales en 2021/22 se ha incrementado ligeramente desde junio y actualmente se ubica en el récord de 472 millones de toneladas, lo cual representa un aumento del 0,8 % respecto del volumen de 2020/21. Se prevé que el comercio de cereales secundarios en 2021/22 (julio/junio), cifrado en cerca de 235 millones de toneladas y sin variaciones respecto del mes pasado, se mantendrá cercano al nivel estimado para 2020/21. Se considera que las cuantiosas compras continuas de maíz por parte de China favorecerán un nivel de comercio de maíz sin precedentes en 2021/22, mientras que la expansión prevista del comercio de sorgo compensará una probable caída de las importaciones de cebada debido a la reducción prevista de las compras de Arabia Saudita, China y Marruecos. La mayor demanda de importaciones prevista en Argelia y el Pakistán ha originado un incremento del pronóstico de la FAO sobre el comercio mundial de trigo en 2021/22, que este mes asciende a 189 millones de toneladas, es decir, un aumento del 2,1 % respecto de 2020/21 que obedece fundamentalmente a la fuerte demanda sostenida de varios países de Asia. Según los pronósticos, el comercio internacional de arroz en 2021 (enero-diciembre) alcanzará 48,2 millones de toneladas, cifra que constituye un aumento marginal respecto del pronóstico de junio y se encuentra un 6,0 % por encima del volumen de 2020. Se estima que dicho aumento se verá impulsado por la reactivación de la demanda de importaciones en Bangladesh, junto con la subida de las importaciones en China, Côte d’Ivoire y Nigeria, aunque también se considera que un probable aumento repentino de las compras de Viet Nam (uno de los principales exportadores de arroz) contribuirá a la expansión de las importaciones mundiales del año.

Tags: 

Sección: