Agronews Castilla y León

 

  • Los primeros indicios apuntan a una probable disminución de la producción mundial de trigo este año

La situación respecto de la oferta y la demanda mundiales de cereales se ha mantenido en general en niveles estables en 2017/18 como lo demuestran los cómodos coeficientes reservas-utilización de cereales y los períodos sucesivos de precios internacionales relativamente bajos.

La producción de cereales alcanzó un máximo histórico en 2017

• La cosecha de los cultivos de cereales de 2017 está prácticamente terminada y la FAO estima que la producción mundial de cereales se situará en 2.642 millones de toneladas, es decir, 2 millones de toneladas (menos de un 1 %) por encima de la estimación del mes anterior. Gran parte del cambio en el mes atañe a los cereales secundarios, con revisiones al alza en las estimaciones de la producción en Australia, así como en varios países de África oriental y occidental. En cuanto al arroz, la mejora de las perspectivas para Camboya y las revisiones al alza a las estimaciones históricas para el Camerún y la República Islámica del Irán fueron contrarrestadas en parte por una reducción en la estimación de la producción de la República Bolivariana de Venezuela. Para el año, se calcula que la producción mundial de arroz será del orden de 502,2 millones de toneladas, lo cual supone un aumento marginal (del 0,3 %) respecto del máximo histórico alcanzado en 2016.

• El primer pronóstico de la FAO relativo a la producción mundial de trigo en 2018 se sitúa en 744 millones de toneladas, lo cual indica una segunda disminución consecutiva; no obstante, se calcula que la producción mundial superará la media. La mayor parte de la disminución prevista se debe a reducciones en las previsiones en la UE y la Federación de Rusia, lo que refleja la caída de rendimiento respecto de los altos niveles alcanzados en 2017. Se prevé que una probable recuperación de la producción de Australia impida una disminución más pronunciada de la producción a nivel mundial. Las previsiones de producción para las cosechas de cereales secundarios de 2018 en el hemisferio sur también apuntan a una probable disminución, principalmente debido a una contracción de las plantaciones y a las condiciones atmosféricas desfavorables en América del Sur y África austral.

 

La utilización más rápida de piensos impulsa la utilización mundial de cereales

• Las previsiones de la FAO sobre la utilización mundial de cereales en 2017/18 se han aumentado en 5 millones de toneladas (un 0,2 %) respecto del mes anterior hasta situarse en 2 608 millones de toneladas, es decir, 38 millones de toneladas (un 1,5 %) más que en 2016/17. El ajuste al alza intermensual refleja en gran medida un crecimiento más rápido del uso del maíz para pienso en los países asiáticos, lo que compensa con creces una pequeña disminución en el consumo de trigo.

• Se sigue estimando que la utilización mundial de arroz aumentará un 1 % en 2017/18, con lo que ascenderá a 503,6 millones de toneladas. Un aumento de 6,1 millones de toneladas en la utilización como alimento sería la explicación de todo este crecimiento, que sería suficiente para mantener estable, en 54 kilogramos por persona, el consumo mundial per capita anual.

 

Ligera contracción del comercio mundial en 2017/18

• Las previsiones indican que el comercio internacional de todos los tipos de cereales en 2017/18 se aproximará a los 405 millones de toneladas, ligeramente por encima de la previsión del mes anterior, pero todavía casi 1 millón de toneladas (o un 0,2 %) por debajo del nivel de 2016/17. La revisión al alza se debe principalmente a un aumento del comercio mundial de arroz, que compensa con creces los descensos de los envíos a la India, el Japón y Viet Nam.

• El comercio mundial de arroz en 2018 se estima en 46,0 millones de toneladas, lo que representa una disminución interanual de un 3 %, aunque sigue siendo el segundo volumen más alto registrado. La contracción anual prevista refleja principalmente la previsión de que las disminuciones de las compras de Bangladesh, el Senegal y Sri Lanka compensarían con creces el aumento de envíos a Filipinas, Indonesia y Nigeria.

 

Siguen incrementándose las previsiones de la FAO sobre las existencias mundiales de trigo

• El pronóstico de la FAO relativo a las existencias mundiales de cereales al cierre de las campañas de 2018 se ha incrementado en 14 millones de toneladas (o 1,9 %) desde febrero, lo que refleja una revisión significativa al alza de las existencias de cereales secundarios en varios países de Europa y África. La previsión revisada se sitúa en 753 millones de toneladas, con lo cual las existencias totales de cereales al fin del ejercicio se ubicarían un 4,6 % (33 millones de toneladas) por encima de sus niveles de apertura. Las previsiones indican que las existencias mundiales de trigo alcanzarán un nuevo nivel máximo de 272,7 millones de toneladas, o un 9,2 % por encima de la temporada anterior, en tanto que indican que las existencias mundiales de cereales secundarios alcanzarán un máximo histórico de 309,8 millones de toneladas, con un alza de casi un 4 % respecto de sus niveles de apertura.

• Se prevé que las reservas mundiales de arroz al cierre de las campañas de 2017/18 ascenderán a 170,4 millones de toneladas, esto es, 1,7 millones de toneladas por encima del nivel de 2016/17 y una fracción por encima de las previsiones de febrero. Se prevé que gran parte de este aumento anual se deberá a China (continental), aunque también se han observado aumentos en las existencias en Bangladesh y el Brasil, lo que compensa con creces las reducciones previstas en los Estados Unidos de América, la República de Corea y Tailandia.

 

 

Cuadros resumidos

Sección: