Agronews Castilla y León

 

  • La producción mundial de trigo se estima en 761,5 millones de toneladas

El pronóstico de la FAO sobre la producción mundial de cereales en 2020 se ha revisado al alza en 9,3 millones de toneladas este mes y se sitúa ahora en casi 2 790 millones de toneladas, con una producción mundial que superará hasta en un 3,0 % (81,3 millones de toneladas) el récord alcanzado en 2019.

La producción mundial de trigo se estima en 761,5 millones de toneladas, 3,2 millones de toneladas más que el mes pasado, con lo que ahora se sitúa a la par de la producción de 2019, que fue superior a la media. La mayor parte del aumento mensual obedeció a una revisión al alza del pronóstico sobre la producción de trigo en Australia (5,5 millones de toneladas más), fundamentalmente a causa de la mejora de las perspectivas acerca de los rendimientos sustentada por precipitaciones tempranas muy extendidas y unas previsiones meteorológicas favorables para el resto de la campaña. Se prevé que esto, sumado a una superficie plantada con trigo mayor de lo previsto inicialmente, dará lugar a un repunte más pronunciado de la producción en 2020, lo cual supondría un cambio significativo respecto de los dos años anteriores, cuando las cosechas fueron más reducidas debido a la sequía.

También se ha incrementado el pronóstico sobre la producción de trigo en la India (2,2 millones de toneladas más), sobre la base de datos oficiales recientes que apuntan a una mayor superficie sembrada y mayores rendimientos, y en la Federación de Rusia, donde las condiciones meteorológicas propicias impulsaron las expectativas acerca de los rendimientos, lo que se tradujo en perspectivas de una mayor producción (2,0 millones de toneladas más).

Estos aumentos compensaron con creces una reducción del pronóstico sobre la producción de trigo en el Reino Unido (1,5 millones de toneladas menos) y la Unión Europea (UE) (5,5 millones de toneladas menos) a raíz de las expectativas de disminución de los rendimientos. El pronóstico acerca de la producción mundial de cereales secundarios en 2020 también ha aumentado, fijándose en 1 519 millones de toneladas, esto es, 5,7 millones de toneladas más que el mes pasado y un 5,0 % (73,0 millones) más que en 2019. El incremento de la producción de cebada en Australia, Turquía y la Unión Europea (UE) fue la razón principal del aumento mensual.

En menor medida, el pronóstico sobre la producción mundial de maíz también se ha incrementado desde el mes pasado, debido a los modestos aumentos en la UE, donde los cultivos se beneficiaron de las recientes lluvias tras varias semanas de tiempo seco, especialmente en el sur de Francia y el norte de Italia. Del mismo modo, se ha incrementado la producción de maíz del Brasil, que ahora supera ligeramente la producción del año pasado, alcanzando un nivel sin precedentes.

El pronóstico de la FAO sobre la producción mundial de arroz para 2020 se sitúa ahora en 509,2 millones de toneladas, es decir, un 1,7 % más que en 2019 y 400 000 toneladas por encima de las expectativas de junio. La ligera revisión al alza refleja principalmente la mejora de las perspectivas en los países de América del Sur, donde las condiciones meteorológicas propicias elevaron las expectativas acerca de los rendimientos a máximos históricos, promoviendo una recuperación parcial de la producción respecto de la magra cosecha del año pasado.

El pronóstico sobre la utilización mundial de cereales en 2020/21 también se ha incrementado, hasta 2 735 millones de toneladas, o sea, poco más de 43 millones de toneladas (un 1,6 %) por encima del nivel registrado en 2019/2020. La revisión al alza de este mes deriva fundamentalmente de un aumento de casi 3,0 millones de toneladas en el pronóstico sobre la utilización de cereales secundarios, impulsado por un incremento del uso industrial y como pienso en comparación con las expectativas iniciales. Se calcula que la utilización total de cereales secundarios en 2020/21, que ahora se prevé alcanzará el máximo histórico de 1 471 millones de toneladas, aumentará en un 2,7 % (38 millones de toneladas) respecto del nivel de 2019/2020; casi el 40 % (14,4 millones de toneladas) del aumento interanual previsto corresponde a los Estados Unidos de América y más del 20 % (9,0 millones de toneladas), a China. También se prevé que la utilización mundial de arroz alcance un nuevo máximo de 510,4 millones de toneladas en 2020/21, o sea, un 1,6 % más que en 2019/2020 a causa de un aumento de su uso como alimento. Por el contrario, el pronóstico acerca de la utilización mundial de trigo en 2020/21 apunta a una ligera disminución (un 0,4 %) respecto del nivel de 2019/2020, debido principalmente a la probable pérdida de su cuota de mercado como pienso frente a los cereales secundarios, así como a un menor uso industrial. 

El pronóstico de la FAO sobre las existencias mundiales de cereales al cierre de las campañas en 2021 se ha incrementado en 2 millones de toneladas respecto del mes pasado, situándose en 929 millones de toneladas, lo que representa una robusta expansión interanual de 52,3 millones de toneladas (un 6,0 %). De confirmarse este nivel, la relación entre las existencias y el uso mundiales de cereales en 2020/21 alcanzaría el 33,0 %, su nivel más alto en 20 años, lo que pone de relieve las perspectivas de un nivel desahogado de suministros en la nueva campaña. El aumento de los suministros de trigo a causa de la mejora de las perspectivas de producción en varios países ha llevado a una nueva revisión al alza de las existencias de trigo en 2020/21; el pronóstico para 2020/21 se ha incrementado hasta cerca de 284 millones de toneladas, es decir, casi 9 millones de toneladas (un 3,2 %) por encima de sus niveles de apertura, pero todavía por debajo del récord registrado en 2017/18. La mayor parte de la expansión interanual se espera en China, donde según las previsiones las existencias alcanzarán un nuevo récord de 138 millones de toneladas, casi 11 millones de toneladas por encima de su nivel de apertura, lo cual compensará con creces las disminuciones previstas en los Estados Unidos de América y la UE.

En comparación con el trigo, se calcula que las existencias de cereales secundarios aumentarán de modo todavía más significativo en 2020/21, con un incremento cercano a los 45 millones de toneladas (un 10,8 %), esperándose incrementos abundantes de las existencias tanto de maíz como de cebada.

La mayor parte de la expansión prevista de las existencias de maíz se concentra en los Estados Unidos de América, mientras que se prevén acumulaciones de cebada en Australia y la UE.

Las existencias mundiales de arroz al cierre de la campaña 2020/21 se estiman en 182,2 millones de toneladas, esto es, un 0,7 % por debajo de sus niveles de apertura, con una escasa variación respecto de las expectativas anteriores. Gran parte de la reducción pronosticada se espera en China, donde, sin embargo, se prevé una gran cosecha en 2020 que mantendrá las existencias en un nivel abundante. Es probable que esto, junto a las disminuciones previstas en Bangladesh e Indonesia, contrarreste con creces un tercer aumento anual consecutivo de las existencias almacenadas por los principales exportadores de arroz.

El último pronóstico de la FAO sobre el comercio mundial de cereales en 2020/21 se ubica en 435,0 millones de toneladas, lo cual representa un aumento de 9,0 millones de toneladas (un 2,1 %) respecto del volumen de 2019/2020 y un nuevo récord. Con casi 209 millones de toneladas, se prevé que el comercio de cereales secundarios en 2020/21 (julio/junio) aumentará en un 2,4 % respecto del nivel estimado para 2019/2020, sustentado por las expectativas de una mayor demanda de importaciones de sorgo en China. Se prevé que el comercio mundial de trigo en 2020/21 alcanzará un nivel sin precedentes de 178,7 millones de toneladas, es decir, 1,5 millones de toneladas (poco menos del 1 %) más que en 2019/2020, a causa del aumento previsto de los suministros para la exportación, en particular a raíz de las expectativas de una fuerte recuperación de la producción en Australia y el Canadá, que compensará con creces la reducción de las disponibilidades exportables prevista en Ucrania y la UE. Se prevé que la reactivación de la demanda de importaciones en África impulsará el comercio de arroz en 2021 (el año civil) hasta los 47,6 millones de toneladas, lo que representa un incremento del 6 % respecto de 2020 y el nivel más elevado en tres años.

Cuadros resumidos

Sección: