Agronews Castilla y León

Perspectivas iniciales para las cosechas de 2021

Aúna a principios de la campaña, la FAO espera que la producción mundial de cereales aumente por tercer año consecutivo en 2021.

La cosecha de trigo de invierno ya ha comenzado a recogerse en algunos países del hemisferio norte y las condiciones actuales de los cultivos apuntan a unas perspectivas ligeramente mejores en comparación con las expectativas iniciales, elevando el pronóstico preliminar sobre la producción mundial de trigo en 2021 a 785 millones de toneladas. En la Unión Europea, se prevé que la producción aumentará considerablemente hasta alcanzar los 137 millones de toneladas en 2021, debido a un aumento de la superficie sembrada con trigo y a las condiciones favorables de los cultivos de invierno al comienzo de la primavera, lo cual respalda las expectativas acerca de los rendimientos, que se ubicarán por encima del reducido nivel del año pasado y del promedio quinquenal.

Del mismo modo, en el Reino Unido, los cultivos de trigo se encuentran en buenas condiciones al haberse beneficiado de un clima más seco y cálido a finales de febrero y marzo tras un invierno excesivamente húmedo, y se prevé que la producción alcanzará los 14 millones de toneladas. En la Federación de Rusia, pese al aumento de las precipitaciones que alivió en parte los déficits de humedad al inicio de la campaña, es probable que, por falta de una cubierta de nieve suficiente, una ola de frío en febrero provoque un índice de mortalidad invernal superior a lo normal en el distrito meridional productor de trigo. Como consecuencia de ello, así como de la disminución de la superficie cultivada, se prevé que la producción descenderá a 79 millones de toneladas en 2021. En Ucrania, las perspectivas son favorables y los datos oficiales indican que la producción de trigo alcanzaría los 27,5 millones de toneladas, nivel superior a la media. En los Estados Unidos de América, los datos oficiales indican un aumento moderado de la superficie sembrada con trigo de invierno en comparación con las estimaciones iniciales. Se calcula que este aumento compensará con creces una reducción en las siembras de primavera y, por consiguiente, se estima que, si bien el total de la superficie sembrada con trigo será un 5 % mayor en términos interanuales, seguirá siendo la cuarta superficie más reducida registrada. Principalmente sobre la base de la expansión de la superficie, ya que las perspectivas de rendimiento se han visto limitadas por unas condiciones meteorológicas que no son ideales, se prevé que la producción de trigo aumentará de modo marginal hasta alcanzar unos 52 millones de toneladas en 2021. En Asia, se calcula que la producción de trigo en el Pakistán alcanzará al menos la meta oficial de 27 millones de toneladas, gracias a una superficie sembrada superior a la media. Las perspectivas en la India también son favorables y los pronósticos oficiales indican que la producción de trigo ascenderá a un récord de 109 millones de toneladas. Con arreglo a evaluaciones recientes sobre el terreno que revelaron condiciones normales y buenos niveles de humedad de los suelos en todo el país, la producción de 2021 en China se cifra en 135,5 millones de toneladas, prácticamente sin variaciones de un año a otro. En el Cercano Oriente, la sequedad anómala sigue socavando las perspectivas sobre la producción en varios países.

La cosecha de cereales secundarios de 2021 ya ha comenzado a recogerse en los países del hemisferio sur y las perspectivas siguen apuntando a una producción superior a la media. En América del Sur, la producción de maíz en la Argentina se encuentra en vías de alcanzar en 2021 los 58 millones de toneladas, un nivel superior a la media, fundamentalmente a causa de una superficie sembrada prácticamente sin precedentes. En el Brasil, los pronósticos indican que la producción total de maíz ascenderá a un récord de 108 millones de toneladas, debido a las expectativas de aumento de la superficie sembrada con el cultivo principal de la campaña de 2021, gracias a unas perspectivas de precios favorables. En África austral, con unas condiciones meteorológicas que siguen siendo propicias en Sudáfrica, el principal país productor de maíz de la región, los rendimientos podrían alcanzar sus niveles máximos de varios años y, en combinación con el aumento de la superficie sembrada, impulsar la producción hasta alcanzar los 17 millones de toneladas en 2021, nivel prácticamente sin precedentes. En el hemisferio norte, la siembra de los cultivos de maíz ha comenzado recientemente. De acuerdo con las estimaciones iniciales de la edición de marzo del informe titulado Prospective Plantings, es probable que este año en los Estados Unidos de América, el mayor productor mundial, la superficie de maizales se incremente en un 1 %, aumento que defrauda las expectativas del mercado dada la fuerte demanda y las perspectivas de precios.

Los mercados de cereales en 2020/21

El pronóstico de la FAO sobre la producción mundial de cereales en 2020 se ha incrementado de manera marginal este mes y actualmente se sitúa en 2 765 millones de toneladas, cifra que supone un aumento del 2 % respecto de la producción del año pasado. El último aumento obedece principalmente a las revisiones al alza de las estimaciones sobre la producción de maíz en la India, con datos oficiales que indican rendimientos mayores de lo previsto anteriormente, y, en menor medida, en la Federación de Rusia. La estimación relativa a la producción mundial de arroz también se ha incrementado ligeramente, sobre todo a causa de expectativas menos pesimistas acerca de la cosecha fuera de temporada en Tailandia, junto con pequeños ajustes al alza a la producción de varios otros países.

El pronóstico sobre la utilización mundial de cereales en 2020/21 se ha incrementado en 11,0 millones de toneladas respecto del informe anterior y en la actualidad se sitúa en 2 777 millones de toneladas, es decir, un 2,4 % por encima del nivel registrado en 2019/20. La mayor parte de la revisión de este mes deriva de un aumento de 8,4 millones de toneladas en el pronóstico sobre la utilización mundial de trigo en 2020/21, que asciende a 763 millones de toneladas, es decir, un 1,7 % más que en 2019/20. El aumento mensual refleja unas estimaciones más elevadas del uso de trigo como pienso en China en un contexto de fuerte demanda, a medida que su sector ganadero se recupera de la peste porcina africana, y de precios nacionales del maíz sumamente altos. También debido sobre todo a una revisión al alza del uso de cebada como pienso en China, este mes el pronóstico sobre la utilización mundial de cereales secundarios en 2020/21 se ha incrementado en 2,9 millones de toneladas, ubicándose en 1 500 millones de toneladas, lo que representa un 2,9 % más que en 2019/20. Se considera que la utilización mundial de arroz en 2020/21 alcanzará un máximo histórico de 514 millones de toneladas, con una escasa variación respecto de las expectativas de marzo y un 1,9 % por encima de la estimación acerca de la campaña anterior.

Según los pronósticos, las existencias mundiales de cereales a finales de 2021 caerán un 1,7 % por debajo de sus niveles de apertura, ubicándose en 808 millones de toneladas, tras una reducción de 3,3 millones de toneladas respecto del pronóstico del mes pasado. Con esta revisión a la baja de las existencias, sumada al aumento de la utilización, se reduce la relación entre las existencias y la utilización de cereales a escala mundial del 29,6 % en 2019/20 al 28,4 % en 2020/21, el nivel más bajo en siete años. Dado que al aumentar las estimaciones acerca de la utilización de piensos ha disminuido la acumulación prevista de las reservas de trigo en China, el pronóstico sobre las existencias mundiales de trigo se ha recortado en 8,0 millones de toneladas desde el mes pasado, situándose en 284 millones de toneladas y manteniéndose aun así un 2,8 % por encima de sus niveles de apertura. Por el contrario, el pronóstico sobre las existencias mundiales de cereales secundarios, cifrado en 341 millones de toneladas, se ha incrementado en 4,5 millones de toneladas desde el mes pasado, fundamentalmente a causa de las revisiones al alza de las reservas de maíz en los Estados Unidos de América y la India. Sin embargo, los pronósticos siguen indicando que las existencias mundiales de cereales secundarios se contraerán en un 5,9 % respecto de sus niveles de apertura, en gran medida debido a una reducción de 23 millones de toneladas de las reservas de maíz, que en su mayor parte se concentrará en China y los Estados Unidos de América. En cuanto al arroz, se prevé que las revisiones al alza de las reservas en la Arabia Saudita, Nepal y Tailandia compensarán el recorte de las existencias en Bangladesh. Como resultado de ello, las existencias mundiales de arroz al cierre de 2020/21 se estiman en 183 millones de toneladas, lo cual representa una variación marginal respecto del pronóstico del mes pasado y de sus niveles de apertura.

El pronóstico de la FAO sobre el comercio mundial de cereales en 2020/21 se ha incrementado marginalmente desde el mes pasado hasta ubicarse en 466 millones de toneladas, lo cual representa un aumento del 5,8 % respecto de 2019/20. Impulsado por una demanda de China y Nigeria mayor de la prevista, el comercio mundial de trigo en 2020/21 (julio/junio) se ha incrementado en 1,4 millones de toneladas desde marzo, cifrándose en 188 millones de toneladas, con lo cual supera en un 2,0 % el nivel de la campaña anterior. Se prevé que el comercio total de cereales secundarios en 2020/21 (julio/junio) experimente un crecimiento del 9,0 % respecto de 2019/20, principalmente a causa del nivel sin precedentes de las compras de maíz por parte de China, y se sitúe en 230 millones de toneladas, prácticamente sin variaciones desde marzo. Pese a unas perspectivas algo menos optimistas sobre las importaciones de varios países del Cercano Oriente en comparación con las expectativas en marzo, el comercio mundial de arroz en 2021 (enero-diciembre) sigue estimándose en alrededor de 48 millones de toneladas. Este nivel supondría una expansión comercial anual del 6,0 %, como consecuencia de las perspectivas de aumento de las compras en todas las regiones, salvo en las Américas y en Europa

Cuadros resumidos

Tags: 

Sección: