El pronóstico sobre la producción mundial de cereales se ha reducido ligeramente desde octubre, situándose en 2 522 millones de toneladas, es decir, actualmente unos 3,7 millones de toneladas menos que la producción sin precedentes de 2013. Se prevé que la producción mundial de cereales secundarios alcanzará los 1 303 millones de toneladas, esto es, 5 millones de toneladas menos que la previsión anterior y solo un 0,6 % (o 7,4 millones de toneladas) por debajo del nivel del año pasado. La revisión de este mes refleja un ajuste a la baja de los pronósticos sobre la producción de maíz en China, que contrarresta con creces las revisiones al alza de las cifras relativas a la producción de maíz en los Estados Unidos. Se prevé que la producción mundial de maíz ascenderá a 1 014 millones de toneladas, es decir, unos 3,6 millones de toneladas por debajo de la previsión anterior, aunque igualmente unos 3,8 millones de toneladas por encima del valor máximo del año pasado. Se considera que las excelentes cosechas de maíz en la Unión Europea (UE) y los Estados Unidos empujarán la producción mundial de maíz hasta un nuevo récord. La previsión sobre la producción mundial de trigo ha aumentado en 4 millones de toneladas, hasta 722,6 millones de toneladas, como resultado de una producción en Ucrania y la UE mayor de lo previsto anteriormente. De alcanzar ese nivel, la producción de trigo superaría el récord del año pasado en un 0,7 %. El pronóstico sobre la producción mundial de arroz se sitúa en 496,3 millones de toneladas, prácticamente sin variaciones respecto del nivel de octubre, pero un 0,3 % por debajo del nivel de 2013, lo cual marca el primer descenso de la producción mundial de arroz desde 2009.

Gráfica FAO producción y existencias mundiales de cerealesSe prevé que la utilización mundial de cereales en 2014/15 ascenderá a 2 459 millones de toneladas, un 1,7 % más que en 2013/14. Se estima que la mayor parte del incremento previsto interesará a la utilización de cereales para pienso, que se calcula aumentará en un 2,6 % hasta alcanzar los 874 millones de toneladas. La expansión pronosticada se debe en gran medida a los amplios suministros y los precios más bajos de la presente campaña. Incluso en el caso del trigo, que es principalmente un cultivo alimentario, su utilización como pienso se incrementará notablemente, en un 6,6 %, debido a las grandes cantidades de trigo forrajero de baja calidad disponibles en los mercados. La utilización total de cereales para consumo humano directo aumentará en un 0,9 % en 2014/15, situándose en 1 104 millones de toneladas, de modo que el consumo mundial per capita se mantendría estable, en unos 153 kg. Se prevé que, por lo general, la utilización industrial de cereales permanecerá firme, sin variaciones con respecto a la campaña anterior en cuanto al uso de granos para la producción de biocombustibles (sobre todo etanol).

El pronóstico sobre las existencias mundiales de cereales al cierre de las campañas que finalizan en 2015 se ha reducido en 2,7 millones de toneladas, situándose en 624,7 millones de toneladas, en gran medida debido a la reducción de las previsiones sobre las existencias de maíz en China, que contrarrestan con creces el alza de las previsiones relativas al Brasil, los Estados Unidos, la India y la UE. Con arreglo a este nuevo pronóstico, las existencias mundiales de cereales se situarán un 8,0 % (o 46 millones de toneladas) por encima de los niveles de apertura y en su nivel máximo en 15 años. Sobre la base de las expectativas más recientes respecto de la oferta y la demanda, la relación entre las existencias y la utilización de cereales a nivel mundial en 2014/15 se posicionaría en el 25,1 %, el porcentaje más elevado en 12 años. Las existencias mundiales de trigo alcanzarán los 192 millones de toneladas (sin variaciones respecto del mes anterior), esto es, un 9,3 % (o 16,4 millones de toneladas) por encima de su ya elevado nivel de apertura y las más cuantiosas en 12 años. Se prevé que la mayor parte del incremento de las existencias de trigo se producirá en China, los Estados Unidos, la Federación de Rusia y la India. Por otra parte, las reservas de arroz disminuirán hasta 177,7 millones de toneladas, es decir, un 2,0 % (o 3,5 millones de toneladas) menos en términos interanuales, contracción que interesaría, en particular, a los cinco mayores países exportadores de arroz.

Desde octubre, el pronóstico relativo al comercio mundial de cereales en 2014/15 se ha incrementado en 1 millón de toneladas, aproximadamente, con lo que ha alcanzado los 338 millones de toneladas. La revisión al alza de este mes refleja principalmente unas previsiones más elevadas respecto de las importaciones de cereales secundarios por parte de China y Turquía, lo cual compensa la reducción de las compras de la UE. Según las previsiones actuales, el comercio mundial de cereales en 2014/15 se situaría un 4,7 % (o 17 millones de toneladas) por debajo del nivel máximo estimado con relación a 2013/14. Esta fuerte contracción del comercio internacional de cereales se debe principalmente a menores volúmenes comerciales de trigo y cereales secundarios. Se prevé que el comercio de trigo ascenderá a 150 millones de toneladas, esto es, un 4,6 % por debajo de los valores de 2013/14, y se calcula que la mayor parte de esta reducción se producirá en China, Egipto, Marruecos y México. El comercio mundial de cereales secundarios se situará en 148 millones de toneladas, es decir, un 6,3 % menos que en la campaña anterior, debiéndose a la UE la mayor parte de esta disminución. Por el contrario, se estima que el comercio de arroz superará el récord previsto para 2014, gracias a las considerables importaciones de países del Cercano Oriente y África occidental.

Sección: