Agronews Castilla y León

La patata podría contribuir aún más a la historia del mundo y a la seguridad alimentaria mundial, y la producción total de este cultivo alimentario podría duplicarse en los próximos 10 años, afirmó hoy QU Dongyu, Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en su presentación principal en el 11º Congreso Mundial de la Patata (CMP) convocado en Dublín.

Las patatas son el tercer cultivo alimentario más importante del mundo y son consumidas regularmente por miles de millones de personas. Además, generan ingresos para los pequeños productores, ofrecen una fuente de carbohidratos saludables, ricos en antioxidantes y nutrientes, con bajo contenido en grasa y alto contenido en fibra, y además generan menos emisiones de gases de efecto invernadero que otros cultivos importantes, dijo Qu, un aclamado experto en este cultivo alimentario. En los primeros años de su carrera, entre otras cosas, ayudó a organizar la CMP de 2015 en China y fue administrador del Centro Internacional de la Papa.

En la actualidad, la patata, cuyo origen genético está en Sudamérica, se cultiva en más de 20 millones de hectáreas en 150 países, con una producción mundial total de 359 millones de toneladas en 2020. Centrándose en la mejora de los rendimientos y aprovechando al máximo las zonas históricas de cultivo de la patata, la producción mundial puede elevarse a 500 millones de toneladas en 2025 y a 750 millones de toneladas en 2030, dijo el Director General.

"La patata se convertirá en uno de los cultivos ventajosos en el sistema mundial de seguridad alimentaria cuando el rendimiento de otros cultivos de cereales esté cerca del límite", dijo Qu.

Al tiempo que elogió el genio de los pueblos de Perú y Bolivia que domesticaron la patata, el Director General señaló que Asia y África son las regiones con mayor crecimiento de la producción de patatas en la actualidad, mientras que la producción está disminuyendo en Europa y América del Norte. A nivel mundial, la producción de patatas ha crecido incluso cuando la tierra dedicada a su cultivo ha disminuido, lo que pone de manifiesto el papel de la mejora de los rendimientos, dijo Qu.

 

El camino a seguir

El Director General hizo un llamamiento a los múltiples socios para que ayuden a "mejorar en gran medida" los sistemas agroalimentarios de la patata a nivel nacional, regional y mundial.

Tras señalar la importancia de proporcionar un empleo rural digno, ofrecer alimentos nutritivos y subrayar la necesidad de políticas, planes y acciones inclusivas, pidió que se incremente el apoyo a las mejoras genéticas de la patata y se acorten los ciclos de obtención de las variedades de patata, así como el valor potencial de los sistemas de semillas de patata libres de virus.

El banco de genes del Centro Internacional de la Papa en Lima ha conservado más de 7.000 variedades nativas diferentes y parientes silvestres, que tienen una amplia gama de rasgos, incluyendo la capacidad de adaptarse a diferentes entornos de producción y de resistir a diversas plagas y enfermedades. Qu subrayó que las necesidades de recursos naturales relativamente bajas de las patatas las convierten en un importante cultivo alimentario para que la gente sobreviva durante las hambrunas y las catástrofes. En China, la patata se considera el cultivo preferido para aumentar los ingresos y reducir la pobreza, dijo, señalando que la distribución espacial de la planta en el país se aproxima a la de las antiguas zonas pobres, especialmente en las zonas montañosas.

Charlie McConalogue, Ministro de Agricultura, Alimentación y Marina de Irlanda, también participó en la sesión inaugural del 11º Congreso Mundial de la Patata, que incluyó una sesión sobre cómo reconstruir el sector de la patata de Ucrania, cuarto productor mundial. 

Tags: 

Sección: