Agronews Castilla y León

 

  • La empresa considera que han difundido información que podría dañar su reputación, por un informe que las organizaciones entregaron en el Parlamento de Navarra y que contiene en su casi totalidad documentos oficiales públicos
  • La empresa acumula a día de hoy 19 expedientes sancionadores
  • El acto de conciliación tendrá lugar el próximo 30 de marzo en el juzgado de Pamplona

15 colectivos y personas pertenecientes a diversas asociaciones han sido citadas a un acto de conciliación el 30 de marzo por parte de la empresa propietaria de la macrogranja de Caparroso y de la proyectada para Noviercas (Soria),Valle de Odieta - HTN. Se trata de un movimiento de la compañía, que ha citado a un acto de conciliación por injurias y calumnias a colectivos locales por difundir información sobre la situación de la macrogranja.

Las entidades citadas son, en el mismo orden que aparecen en la citación: Alnus, Marcilla Viva, Asamblea Soberanía Alimentaria, REAS Nafarroa, Asociación Hacendera, Compañía de las Tres Erres, Asociación Lurra, Ekologistak Martxan – Ecologistas en Acción, Urbizi Nueva Cultura del Agua, Etxalde Movimiento Social de Campesinas de Euskal Herria por la Soberanía Alimentaria y una Agricultura Duradera, Greenpeace, Landare, Mugarik Gabe Nafarroa Asociación para la Ayuda y Cooperación con los Pueblos del Sur, y Fundación Sustrai Erakuntza. Según la citación, Valle de Odieta considera que éstas han difundido información que podría dañar su reputación, haciendo referencia a un informe que estos colectivos entregaron en el Parlamento de Navarra el pasado 10 de septiembre de 2021 y que contenía diversa información sobre la situación de dicha macrogranja.

El informe consta de 178 páginas entre las que figuran documentos oficiales que hacen referencia a expedientes administrativos que la empresa lleva recibiendo desde 2014, a la contaminación del agua por nitratos en Villafranca y Marcilla, a las ayudas de la PAC y europeas recibidas por la empresa, al consumo de agua y las concesiones de las que dispone, a la actividad en la planta de biometanización o al uso inadecuado que hace del término “bio”.

De este modo, el informe solo contiene 7 páginas elaboradas por los citados colectivos en las que se resume el resto del contenido. Todas las demás páginas son documentos de diversas entidades como el propio Gobierno de Navarra, o informes elaborados en base a datos de fuentes oficiales (Departamento de Medio ambiente del Gobierno de Navarra) y a infracciones que la macrogranja ha cometido según expedientes administrativos de la propia administración pública.

Los colectivos que entregaron el informe a los grupos parlamentarios del Gobierno de Navarra, han señalado que su intención era la de informar a los grupos políticos de la situación que se estaba dando respecto a esta empresa (con el respaldo de documentos y datos oficiales), para que las personas responsables dentro del ámbito político estuvieran informadas y pudieran formular al parlamento las preguntas correspondientes. La única intención, en palabras de los propios colectivos, fue la de defender el medio ambiente y proteger la calidad del agua de los vecinos y vecinas de Marcilla y Villafranca.