Agronews Castilla y León

En la sesión plenaria celebrada recientemente en el Consejo Regulador de la DOCa Rioja se ha aprobado por unanimidad la modificación de dos aspectos en su pliego de condiciones y Estatutos para garantizar la exclusividad de producción de los viñedos inscritos en la Denominación.

Según recoge la normativa, la producción de las viñas inscritas en los registros del Consejo ha de destinarse exclusivamente a la elaboración de vino amparado. Esta modificación se suma al marco de normas y condiciones ya vigentes para garantizar la exclusividad de producción, elaboración y almacenamiento. De este modo, se equiparan los requisitos de dedicación exclusiva que tienen las bodegas inscritas con los requisitos de los viñedos, al extender el principio de exclusividad también a éstos, como corresponde a una Denominación de Origen Calificada.

Asimismo, la modificación de la normativa aprobada por el Pleno establece que la reinscripción de un viñedo solo podrá llevarse a cabo tras un exhaustivo proceso de verificación llevado a cabo por los servicios técnicos del Consejo Regulador, que se asegurarán de que el viñedo en cuestión cumple y se ajusta a las condiciones y requisitos de la Denominación.

El sector ha querido de este modo proteger su fondo de comercio y reforzar las garantías que ofrece la Denominación de Origen Calificada Rioja, siguiendo su constante habitual de búsqueda de la máxima calidad, rigor y excelencia tanto del producto final, como de todos los procesos seguidos para llegar al mismo.

“Esta decisión deja constancia de que la pertenencia a la Denominación es voluntaria y que, mientras se esté en ella, hay que hacerlo al cien por cien y con honestidad”, concluye Fernando Ezquerro, presidente del Consejo Regulador de la DOCa Rioja.

Es un paso más del Consejo Regulador en la protección y enaltecimiento de su fondo de comercio, tras el reconocimiento, el pasado 15 de agosto por parte del Ministerio de Agricultura y Pesca, de 12 nuevos parajes vitícolas como “Viñedos Singulares”, una distinción cualitativa que consolida este proyecto de Rioja en su camino a la excelencia, sumando ya 133 “Viñedos Singulares” y una superficie total superior a las 220 hectáreas.

 

Por la convivencia de la fauna navarra y el sector vitivinícola

En el Pleno del Consejo Regulador  también puso sobre la mesa el proyecto de Decreto Foral del Gobierno de Navarra, por el cual se pretende imponer una serie de limitaciones al cultivo del viñedo y la implementación de regadíos, concebidos como una “amenaza”, en pro de la conservación de aves esteparias en la Comunidad Foral de Navarra.

Desde la Denominación de Origen Calificada Rioja comparten la necesidad de preservar las especies animales, pero consideran que el plan define de forma errónea los riesgos y amenazas para las aves esteparias, y se muestran totalmente disconformes con las limitaciones propuestas, por entenderlas excesivas, no justificadas y, sobre todo, por carecer de análisis técnicos y científicos que las respalden. “Estas limitaciones no solo no contribuyen a la recuperación y conservación de las aves, sino que van directamente en contra del sector vitivinícola, ya suficientemente maltratado últimamente”, declara Fernando Ezquerro, presidente del Consejo Regulador de la DOCa Rioja.

La Denominación solicitará al Gobierno de Navarra, a través de un manifiesto aprobado por unanimidad, que se replantee la estrategia en base a estudios técnicos con rigor científico, y que se haga de modo participativo y conjunto, para asegurar la convivencia entre el sector vitivinícola riojano y los planes de conservación de la fauna en Navarra.

Tags: 

Sección: