María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

La Diputación de Zamora es consciente de que el cierre del sector de la restauración y de la hostelería está provocando una sustancial paralización del consumo de lechazo, cochinillo y cabrito en la provincia que se traduce en un preocupante problema económico para muchas familias de ganaderos zamoranos que ven como apenas encuentran salida para el stock de sus productos cárnicos en unas fechas como las actuales, cercanas a las vacaciones de semana santa que tradicionalmente se han caracterizado por un elevado consumo, y que en la actualidad se ha reducido drásticamente debido a la crisis causada por la pandemia del coronavirus.

 Por ese motivo, el Patronato de Turismo, bajo la marca “Patrimonio gastronómico”, pone en marcha una campaña para que los consumidores zamoranos introduzcan en la cesta de la compra estos productos como una forma de ayudar a un sector que no ha cerrado, sino que sigue activo y trabajando para seguir ofreciendo productos frescos a todos los ciudadanos.

El vicepresidente segundo y Diputado de Cultura, Turismo y Deportes, Jesús María Prada, ha señalado que “son muchos los sectores que están padeciendo esta crisis pero, sobre todo, el ovino, caprino y cochinillo, hasta ahora el sector de la hostelería asumía el consumo de estos productos pero con la crisis del coronavirus está provocando el dar salida a la carne durante este tiempo, sí que es cierto que se está congelando en las cámaras de intermediarios y productores pero nosotros desde el Patronato de Turismo hemos lanzado una campaña importante para que todos los zamoranos pongan en la cesta de su compra estos productos”. Reconoce Prada que el adquirir carne de este tipo “además de ser más sana y de calidad están echando una mano a los productores de toda Castilla y León, siendo así otro claro ejemplo de solidaridad ayudando a los ganaderos a salir adelante en un momento en el que no están cerrando sus explotaciones sino que siguen produciendo para que nosotros podamos comer”.

 Tan solo en el mes de marzo en Castilla y León se han producido 150.000 lechazos, cantidad parecida se espera en abril y el cierre de la restauración pone en riesgo la viabilidad económica de muchas explotaciones ganaderas de la provincia de Zamora. Teniendo en cuenta que Zamora está a la cabeza en el censo ovino de toda la Comunidad castellano leonesa.

 El patronato de turismo, bajo el lema “Ellos siguen trabajando para que nada nos falte”, apela a la solidaridad de los consumidores para que disfruten en sus hogares de estos productos de primera calidad criados en los campos y en las explotaciones ganaderas de la provincia, y contribuir así al mantenimiento del sector agropecuario que dinamiza gran parte de la actividad económica y la creación de empleo en Zamora.

 La campaña también invita a los consumidores a que con el hashtag #yocomodemitierra suban a las redes sociales los platos elaborados con estos productos.

Sección: 

Provincias: