María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

La Diputación de Zamora correrá con los gastos de transporte del forraje destinado a la explotación de los ganaderos Oscar Romo del Pozo y Juan de Dios Romo del Pozo afectada por el incendio que en la madrugada del pasado lunes calcinó más de 1.000 toneladas de alimento para el ganado vacuno que estaban almacenadas en una nave ganadera de la localidad de El Maderal.

El suceso se produjo de madrugada y 2.200 pacas de forraje quedaron reducidas a la nada después de que un voraz incendio las calcinara. El siniestro se ha llevado por delante el sustento de un año de alimentación de la explotación ganadera de vacas de leche que los hermanos Romo del Pozo tienen en ese municipio zamorano.

La cuantía de las pérdidas puede llegar a los 170.000 euros sin contar con la estructura que alberga el alimento de los animales. Lo cierto es que lo propietarios de la explotación no pudieron hacer nada ante la situación ya que las llamas se propagaron tan rápido que no les dio tiempo a realizar otra tarea que la de contemplar el terrible suceso que tenían por delante con una gran humareda que se divisaba a varios kilómetros de la explotación afectada.

Por otra parte, ante la anterior situación de siniestro el diputado de Agricultura y Ganadería, Ángel Sánchez, y el alcalde de El Maderal, Ramón Romo, visitaron recientemente a los ganaderos damnificados y les trasladaron el compromiso de la Institución Provincial.

Las organizaciones profesionales agrarias serán ahora las encargadas de realizar las labores de recogida apelando a la solidaridad del resto de los ganaderos de la provincia con sus compañeros.

Ángel Sánchez también ha solicitado la ayuda a los responsables de la Cooperativa Bajo Duero (Cobadu) para que se sumen a esta iniciativa.

La Diputación de Zamora ya habilitó el pasado año 2020 ayudas destinadas a cubrir el coste del transporte de estas donaciones para abastecer de paja y forraje a los ganaderos damnificados por el incendio que los días 15 y 16 de agosto afectó principalmente a las localidades zamorana de Gallegos del Río, Vegalatrave de Alba, Lober de Aliste y Domez de Alba. Hay que recordar que estos fuegos quemaron casi 2.000 hectáreas y que los ganaderos se quedaron sin pastos, incluso hubo alguna nave que quedó destruida aunque se pudieron salvar animales.

En Vegalatrave si que se quemó una nave ganadera que quedó destruida por el fuego aunque se vivió una oleada de solidaridad para reconstruir la explotación ya que los vecinos, agricultores y transportistas acudieron con alimento para los animales que se habían quedado sin el sustento por consecuencia de los incendios una situación que ahora ha pasado igual en esta explotación ganadera.

Sección: