María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

La Junta de Gobierno de la Diputación de Zamora aprobó recientemente la adquisición directa del terreno que ocupará el proyecto de la biorrefinería en Barcial del Barco por un importe de 307.009  euros lo que supone un primer paso importante de cara a que la empresa promotora pueda iniciar las obras de este proyecto, que generaría un importe número de empleos, antes de final de año.

Se trata de los terrenos donde siempre se planteó la construcción de este proyecto industrial, en el paraje La Dehesa de Barcial del Barco y que son propiedad de la sociedad primera impulsora de este proyecto, Ecobarcial, por lo que según explicó el presidente de la Diputación, Francisco Requejo, el procedimiento a seguir en este momento es comunicar a “Ecobarcial que la Diputación de Zamora quiere comprar los terrenos y que dicha sociedad convoque una Junta General para ofrecer los terrenos y formalizar a así la compra”.

Con la presencia del propio Vicente Merino, impulsor de este proyecto y que en este momento se promueve a través de la sociedad Magdala (EA GREEN ENERGY), se ha previsto que las obras podrían comenzar antes de que finalice este mismo año. El propio Vicente Merino recordó que las obras de la biorrefinería ya están adjudicadas a la empresa Acciona y que se cuenta con financiación de dos bancos extranjeros para su inicio y añadió que se está negociando la posibilidad de que bancos españoles se sumen a la financiación completa del proyecto.

El presidente de la institución provincial, recogiendo los datos que se manejan en el proyecto, recordó que durante la ejecución de las obras (en torno a 18 meses) se generarían unos 250 empleos directos y unos 500 indirectos.

De igual modo, durante la explotación de la biorrefinería los cálculos que se contemplan en el proyecto son de 60 puestos de trabajo directo y unos 120 en servicios ligados a la fábrica, además de otros 2.000 puestos indirectos. El conjunto en Castilla y León donde se proyecta otra biorrefinería en La Robla o, incluso en Valladolid, podría alcanzar el total de 500 puestos de trabajo directo y unos 5.000 indirectos.

Por otro lado, Francisco Requejo, insistió en que los trámites se han realizado correctamente y que estos terrenos, aunque pueden existir otros en la provincia, son “los adecuados, apropiados y factibles”, puesto que han de reunir determinadas características de dimensiones, ubicación etc. además de que, según afirmó, Vicente Merino, éstos ya cuentan con autorización ambiental, un trámite que conlleva mucho tiempo.

Para el presidente de la Diputación de Zamora con la realización de este proyecto, se conseguiría “un desarrollo económico de vital importancia para la provincia” por lo que ha contado con el apoyo desde la institución provincial. El promotor de este proyecto lleva más de 10 años esperando que “por fin” pueda ser una realidad para la provincia zamorana.

Sección: