Agronews Castilla y León

 

  • Además de la Diputación y el Colegio, suscriben las alegaciones las organizaciones agrarias, comunidades de regantes, mancomunidades, empresas y  medios de comunicación especializados
  • El diputado responsable del servicio de Asesoramiento a Municipios, Fernando Esteban, destaca que con estas alegaciones se busca “defender a los agricultores y ganaderos, así como a todas las personas que viven y desarrollan su actividad dentro del mundo rural, para ayudar a hacer de nuestros pueblos un espacio de oportunidades”

El diputado de Asesoramiento a Municipios, Fernando Esteban,  y  el Presidente Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas y Graduados en Ingeniería de la rama Agrícola de Castilla-Duero, Gumersindo Sanabria, han presentado ante el registro de la Confederación Hidrográfica del Duero, las alegaciones coordinadas de 20 colectivos agrícolas y sociales contra la reforma del Plan Hidrológico de la Cuenca del Duero promovida por el Ministerio para la Transición Ecológica.

En este sentido, Sanabria reclamó diálogo a la CHD así como trabajar para tratar de reducir una burocracia que llega a provocar que expedientes de jóvenes agricultores se “pasen” cuatro años en el organismo de cuenca hasta que se produce su resolución. Especialmente crítico se ha mostrado el presidente de los Ingenieros Agrícolas de Castilla y León con el “aumento continuado de peajes, canon y tasas que la Confederación aplica a cualquier obra o gestión sin que el agricultor sepa muy bien para que paga ni que recibe a cambio de ese impuesto, lo que hace que de la sensación de que sólo existe un ansia por recaudar”

Por su parte, Esteban señaló que entre las alegaciones presentadas está el hecho de que los puestos que están inscritos en Minas antes de 1986 sean regularizados de oficio, “evitando que cada agricultor tenga que llevar el tema al juzgado con el coste que eso tiene y lo que provoca que sean muchos los que no puedan llevar a cabo ese procedimiento”

 

RESPALDO DE 20 FIRMANTES

Tras meses de trabajo coordinado por la Diputación de Valladolid y el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas, se ha elaborado un documento que recoge las alegaciones que suscriben todos estos colectivos y que, como ha señalado Fernando Esteban, “básicamente busca defender a los agricultores y ganaderos, así como, en general, a todas las personas que viven y desarrollan su actividad dentro del mundo rural, para ayudar a hacer de nuestros pueblos un espacio de oportunidades”.

A lo largo de 24 páginas, se desgranan las alegaciones distribuidas en 12 apartados diferentes y que hacen referencia a cuestiones como el uso sostenible de las aguas subterráneas, la contaminación urbana e industrial, la implantación de caudales ecológicos, la sostenibilidad del regadío, la adaptación al cambio climático, la optimización de la gestión de la oferta de recursos hídricos o la regulación y control del dominio público hidráulico.

El documento cuenta con el respaldo de la Diputación de Valladolid, el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas, UCCL, ASAJA, COAG, URCACYL, la Asociación de Aguas Subterráneas de Castilla y León, La CUAS Tierras de Medina, la Comunidad de Regantes del Canal de Tordesillas, la Comunidad de Regantes de Geria – Simancas – Villamarciel, la Mancomunidad Tierras de Medina, la Mancomunidad Tierras del Adaja, la Mancomunidad Rio Eresma, la Mancomunidad La Churrería, la Mancomunidad Vega del Duero, Empresa Agraria de Castilla y León, Agronews Castilla y León, además de otras empresas y particulares.

SOSTENIBILIDAD DEL REGADÍO

Por otro lado, se propone incrementar la capacidad de regulación de la Cuenca, actualmente en el 31%, muy por debajo de otras cuencas como Ebro (50%), Tajo (90%), Guadalquivir (115%) o Guadiana (218%), lo que supondría incrementar los recursos hídricos disponibles. Ello ayudaría a solventar otros problemas derivados de los efectos del cambio climático, aumentando el almacenamiento en años de mayor pluviometría y evitando inundaciones, además de permitir el establecimiento de caudales ecológicos acordes al mantenimiento de la biodiversidad de la cuenca, sin que esto tenga que suponer una restricción del uso del agua por los regantes.

Así, y dentro del apartado de sostenibilidad del regadío, se plantea el recrecido de los embalses de Castrovido, Compuerto, Riaño, Porma, Villameca, Aguilar, Cuerda del pozo y las Cogotas, así como mantener el desarrollo completo de las zonas de la Armuña y Payuelos.

Además, se demanda la incorporación a los presupuestos en el horizonte 2021-2027 de un total de 14 nuevos embalses, la regulación de los ríos Cea y Valderaduey, y el recrecido de los embalses de Barrios de Luna, Porma, Requejada y Santa Teresa.

ORDENACIÓN Y CONTROL DEL DOMINIO PÚBLICO

En el documento presentado se reclama más agilidad en las tramitaciones administrativas y mejora de los procedimientos asociados a la tramitación de concesiones, autorizaciones, modificaciones de características, etc.

En este sentido, se demanda simplicidad, claridad y reducción de plazos en los procedimientos, ya que en la actualidad existe una excesiva complejidad sobre todo al completar los expedientes de jóvenes agricultores.

Por último, y sobre la gestión del riesgo de inundación, el actual texto pone en peligro explotaciones de regadío plenamente consolidadas, por lo que se solicita que para cualquier actuación localizada se tenga en cuenta a las personas que viven en el territorio, que son quien mejor conoce en profundidad sus necesidades y las del territorio y quienes pueden resultar beneficiados o perjudicados por cualquier tipo de actuación.

Tags: 

Sección: 

Provincias: