José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

El presidente de la Diputación de Valladolid, Conrado Íscar, acompañado de los diputados Luis Miguel Muñumer y Fernando Esteban, se ha reunido hoy en el Palacio de Pimentel, con los agentes sociales afectados por la reforma del Plan Hidrológico de la Cuenca del Duero para estudiar la posibilidad de coordinar las posibles alegaciones.

En la reunión han participado representantes del Colegio de Ingenieros Agrónomos, de las Mancomunidades de Agua, de las Comunidades de Regantes, de la Cámara Agraria Provincial, de las Organizaciones Agrarias, de URCACyL y otros profesionales del sector, entre ellos la abogada especialista en temas agrarios y colaboradora de AgroNews, Celia Miravalles.

Durante su intervención ante los medios de comunicación el presidente de la Diputación vallisoletana, Conrado Íscar, ha querido destacar la preocupación de la institución provincial ante la situación actual, especialmente la paralización de los expedientes de concesiones en la propia CHD, o las no autorizaciones de rotaciones, la realización de sondeos de sustitución o de perforaciones de apoyo… “Los regadíos son fundamentales para la provincia de Valladolid y por eso hemos puesto en marcha este grupo de trabajo buscando que se puedan presentar unas alegaciones comunes a la reforma del Plan Hidrológico que aseguren el futuro de esta actividad en el medio rural de la provincia”, afirmaba Íscar que lamentó que la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Duero, Cristina Danés, haya tardado más de 5 meses en reunirse con la institución  provincial.

Ignacio Arias, presidente de la Cámara Agraria de Valladolid, se ha mostrado muy crítico con la labor de la CHD, a la que ha calificado como “lenta, insegura, torpe y sin personal suficiente para su labor”. “Necesitamos más agilidad y que no nos cambien la política del agua, según quien dirija el Ministerio en Madrid”.

En una línea similar se ha expresado, Gumersindo Sanabria, decano del Colegio de Ingenieros Agrícolas Castilla – Duero, que lamentó la parálisis que viven en la CHD más de 100 expedientes de nuevas concesiones, sondeos de sustitución o perforaciones de apoyo así como IPs e menos de 7.000 metros cúbicos. “Ese freno dificulta el desarrollo de actividades económicas en el medio rural que contribuyen a frenar la despoblación, así como incorporación de jóvenes o la modernización de las explotaciones agrarias”, aseveró tras poner a disposición de todos los agricultores y ganaderos de la provincia los más de 500 colegiados que engloba el citado colegio

 

Sección: