María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

Septiembre suele ser el mes por excelencia para comenzar a vendimiar y prueba de ello es que en alguna zona de la provincia zamorana ya se está haciendo, es el caso de la Denominación de Origen Toro. En esta semana ya se han comenzado a recoger las primeras uvas y lo han llevado a cabo cinco bodegas con la recolección de más de 135.000 kilos.

El presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Toro, Felipe Nalda, ha confirmado a AGRONEWS CASTILLA Y LEÓN que “se han realizado las primeras catas de vendimia, que se están llevando a cabo de forma escalonada, sobre todo muestreo de viñedo de uva vieja, de blancas como albillo y malvasía y pequeñas partidas seleccionadas de tinta de Toro y garnacha”.

Las primeras uvas que se están recogiendo, según ha señalado Nalda, “están muy bien, hay que decir que es sobre todo viñedo viejo muy seleccionado con graduaciones que están llegando a situarse entre los 14 y 14,5 grados”. Reconoce que en la Denominación de Origen Toro la vendimia no va a ser tardía, como en otras zonas, ya que considera que en los últimos 25 años se ha generalizado y la previsión es que se comience a recolectar la uva sobre el 17 ó 20 de septiembre.

La climatología ha acompañado este año a los viticultores que tienen sus viñedos amparados en la marca de calidad ya que según el presidente del Consejo Regulador “ha sido generosa entre los meses de octubre y abril, hemos duplicado la cosecha anterior, no ha habido tantas olas de calor con sequía extrema, a día de hoy la viña está bien y la hoja verde, las últimas lluvias tampoco afectaron al óptimo estado sanitario de las viñas porque no presentan enfermedades fúngicas”.

En esta ocasión y , según como está el viñedo toresano, Felipe Nalda confirma una mayor cosecha que en 2020 en la que se recolectaron 20,6 millones de kilos de uvas “eso si no cambian las cosas” apuntilla.

Por otra parte, la presente campaña en la Denominación de Origen Toro cuenta con varias novedades. La primera de ellas es sobre el incremento de los rendimientos de la tinta de Toro que pasan de los 6.000 a 7.500 kilos por hectárea, mientras que para el resto de variedades de uva se mantienen en 9.000 kilos. En esta campaña los viticultores podrán recolectar para la vinificación uvas blancas de la variedad Albillo Real y Moscatel de grano menudo.

Otra de las novedades es la implantación de un programa informático “WebBacchus” que permitirá, entre otras cosas, al Consejo Regulador realizar un seguimiento en tiempo real de la entrada de uva en cada una de las bodegas. De esta forma se facilitará la actualización de los datos sobre la recogida de fruto en cada jornada de trabajo.

Finalmente, señalar que el Consejo Regulador ha contratado a 6 veedores para controlar la entrada de las uvas recolectadas en las bodegas.

Tags: 

Sección: