María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

El sector vitivinícola sigue recibiendo buenas noticias y una prueba de ello tiene que ver con la Denominación de Origen Arribes ya que el pasado 25 de marzo el Boletínhttps://cnrleon22.es/ Oficial de Castilla y León recogía la modificación de su pliego de condiciones de incluir cinco nuevas variedades de uvas.

La Denominación de Origen Arribes, en la búsqueda y consolidación de un proyecto arraigado al territorio, ha modificado su Pliego de Condiciones con la inclusión de cinco nuevas variedades admitidas para la elaboración de vinos amparados por esta Denominación de Origen, que discurre por tierras de Salamanca y de Zamora.

El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) considerando la propuesta de modificación llevada a cabo por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Arribes dio “luz verde” a este cambio que supondrá “mejores posibilidades para la producción y elaboración de los vinos”.

En concreto se puede decir que las nuevas variedades  son “La Puesta en Cruz”, uva blanca autóctona, es una apuesta de viticultores y bodegas para la elaboración de vinos blancos singulares, con gran potencial aromático y de guarda.

Dentro de las tintas, se unen a las variedades ya admitidas, Bastardillo Chico, Gajo Arroba, Mandón y Tinta Jeromo. Autóctonas igualmente, enraizadas en los agrestes suelos de Arribes del Duero y, cultivadas y cuidadas, por generaciones de viticultores que han legado un tesoro enológico.

Además de estas tan significativas modificaciones, se han actualizado las características físico-químicas y organolépticas de los vinos, demostrando así la versatilidad que tienen las elaboraciones que se llevan a cabo en esta Denominación de Origen.

Hay que recordar que los vinos amparados por la Denominación de Origen Arribes se encuentran blancos, rosados y tintos.

En cuanto a los vinos blancos se utilizan además variedades como la Malvasía Castellana, Verdejo, Albillo Mayor y Albillo Real, con un mínimo del 60 por ciento de la variedad Malvasía Castellana. En rosados las variedades que los viticultores pueden utilizar están la Juan García, Rufete, Tempranillo, Garnacha Tinta, Mencía, Bruñal, Malvasía, Verdejo, Albillo Mayor  y Albillo Real, con un mínimo del 60 por ciento de las variedades Juan García, Rufete y Tempranillo y en vinos elaborados con tinta las utilizadas son la Juan García, Rufete, Tempranillo, Garnacha Tinta, Mencía y Bruñal, con un mínimo del 60 por ciento de las variedades Juan García, Rufete y Tempranillo.

Los caldos amparados por esta marca de calidad se caracterizan por tener un perfil aromático que les diferencia de otras zonas, por una acidez natural que les aporta frescura y, en el caso de los tintos, por una alta concentración de polifenoles y aromas a fruta compotada y madura.

La Denominación de Origen Arribes cuenta con 18 bodegas que elaboran los vinos que se encuentran dentro la marca de calidad.

Tags: 

Sección: 

Provincias: