José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

 

  • Los primeros datos del Ministerio de Agricultura hablan de una bajada del 4,2% en la superficie de variedades extretempranas mientras suben, muy ligeramente, un 0,2% las tempranas hasta las 14.071

La aparición de la pandemia ha tenido, y sigue teniendo, consecuencias muy importantes en muchos sectores de la economía española. La agricultura no iba a quedar fuera de esos cambios de tendencias, algo que especialmente se aprecia en la patata donde, el cierre del canla Horeca, la casi desaparición del turismo…y las incertidumbres que se han vivido en el inicio de la campaña ha hecho que los agricultores decidan volver sus ojos hacía las variedades  de lavado, destinada fundamentalmente a la venta en la distribución, y que tuvo, durante 2020, unos resultados más que aceptables al incrementarse de forma significativas las ventas, especialmente en las primeras semanas de confinamiento, cuando muchos líneas de tubérculos incluso se vieron sin existencias.

SIEMBRAS

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha publicado, en su informe correspondiente a enero de 2021, los primeros datos sobre la evolución de las siembras de patata en las variedades extratempranas y tempranas, en los que se aprecia una cierta reducción de la superficie dedicada a este producto.

Así, por lo que se refiere a las “extratempranas”, el MAPA, habla de una disminución de la superficie del 4,2% ya que se ha pasado de las 3.615 hectáreas de 2020 a las 3.462 de 2021. Si bien Canarias mantiene las mismas parcelas dedicadas a esta actividad con 1.345 has, tanto en Andalucía como en Murcia se aprecian significativas bajadas, del 4,8% en el caso de la primera donde se ha pasado de 1.097 has a 1.044 mientras que los agricultores murcianos han sembrado, en 2021, un 9,9% menos de superficie dedicada a patata, cayendo desde las 905 hectáreas a las 815.

Mientras que, las estadísticas de las variedades “tempranas” ofrecidas por el Ministerio de Agricultura muestran una cierta estabilidad, con un suave incremento del 0,2% ya se  ha subido desde las 14.039 hectáreas de la campaña previa a las 14.071 actuales.

Destacar que, en Andalucía, donde casi se concentran más de un tercio de la superficie nacional dedicada a estas patatas, se aprecia un incremento del 3,2%, subiendo desde las 5.324 has a las 5.495, buena parte de las cuales se concentran en Sevilla donde se han sembrado 3.800 hectáreas.

Frente a ese ascenso se aprecia una sensible bajada en Murcia del 9,4% donde se ha bajado desde las 2.650 has a las 2.400.

Canarias y Galicia repiten las superficies de la campaña anterior con 2.067 y 1.417 has.

Mientras que tanto en la Comunitat Valenciana como Baleares viven incrementos que alcanzan el 3,8% en la primera región, sube desde 1.308 has a 1.358, mientras que en las islas se sitúa en el 1% llegando a las 1.010 hectáreas sembradas de patata

CAMPAÑA “INTERESANTE”

Desde luego una de las personas que mejor conoce la situación de este cultivo en la zona sur de España es Javier Boceta, director de Meijer Ibérica, con el que repasamos el momento actual. “Es evidente que hay menos patata sembrada en Andalucía y Murcia, pero es más destacable cambio que se ha hecho hacia variedades de lavado. Prácticamente ningún agricultor ha sembrado patata que tengan como destino final el saco, ha preferido optar por las de lavado y si en un momento determinado hay que llevar más al canal HORECA pues tira de estas dejándolas engordar un poco más. Pero lo mismo ha pasado con las industrias, se han sembrado muchas menos parcelas de “agria” que la campaña 2020”.

“Soy optimista por lo que se refiere a los precios, en gran medida porque parece que al final de distribución se ha convencido de que el consumidor prefiere el producto nacional y ahora existe una gran demanda del mismo. Además, seguro que este año el turismo crece en relación al año pasado por lo que se va a demandar más patata y eso que el año pasado, al final, no fue tan malo”, asegura Boceta a AgroNews.

Si la climatología lo permite, y no pasa como el año pasado cuando a mediados de abril hubo muchas precipitaciones tanto en Murcia como en Andalucía es muy probable que a principios de ese mes ya se esté quemando patata en esas regiones por lo que el 20 ya se estarían sacando patatas nacionales para ofrecérselas al consumidor en los lineales.

Sobre Castilla y León, Javier Boceta, director de Meijer Ibérica, “lamenta que sólo el tiempo sea capaz de ordenar las siembras”, pero confía en que la “esperanzadora campaña en el sur, por lo que a precios se refiere, se extienda también a esta región, aunque también se anuncia una bajada de la superficie” que incluso algunas informaciones, recogidas por AgroNews, sitúan en el 20%.

Tags: 

Sección: