José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

 

  • Las primeras estimaciones hablan de un valor total de la producción de 1.200 millones de euros

La localidad vallisoletana de Piñel de Abajo ha sido la elegida, en esta ocasión, por la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, para presentar los datos de la cosecha 2018, que ha alcanzando los 7 millones de toneladas con un valor que puede alcanzar los 1.200 millones de euros de valor.

“Estamos ante una cosecha que podemos calificar como muy buena. En la que hemos tenemos, en lo que se refiere a la superficie de cereales de invierno un incremento del 2,7% hasta alcanzar los 1,9 millones de hectáreas”, afirmaba Marcos

“Por lo que se refiere a la producción, se va a situar en los 7 millones de toneladas, lo que supone un incremento del 24% en comparación con la media de los últimos cinco años e incluso la mejoría de Castilla y León está por encima del incremento que se vive en el conjunto de España que será del 22%”, continuó la Consejera de Agricultura y Ganadería que, además, destacó que los rendimientos han crecido, siempre en comparación con los valores del quinquenio, un 25% hasta alcanzar una cifra de 3.900 kilos por hectárea y “eso a pesar de que la climatología nos ha afectado, de forma muy diferente que la sequía del año anterior pero no se puede olvidar, señala Marcos, que empezó la campaña con escasez de agua y luego el exceso de esta y el granizo han perjudicado a la producción”

En relación a la sanidad de la producción, Milagros Marcos, ha señalado el estado óptimo de la misma, “aunque el exceso de agua y el calor nos ha preocupado mucho”.

 

Tormentas

En relación a las tormentas, la consejera de Agricultura y Ganadería quiso destacar que el 10% de la superficie de cereales se ha visto afectado por esta circunstancia climatológica, en un momento en que la recogida está todavía al 30 – 40% del total, perjudicando a la producción, esos daños del pedrisco en un 4% a la cosecha final.

 

En este sentido, Marcos ha destacado el hecho de que el 80% de estos cultivos herbáceos están asegurados, “una tendencia al alza”, mientras que, en relación a los precios, ha destacado que hay que ser prudente y “aprovechar la capacidad que tenemos para almacenar y esperar a que los precios repuntes, teniendo en cuenta las malas cosechas que se anuncian en el centro de Europa, Rusia o el Mar Negro”

Sección: