Agronews Castilla y León

 

  • La Comisión de Agricultura aprueba  por consenso la propuesta socialista  para la promoción de los canales cortos de distribución y el fomento de mercados de productos alimentarios

Las Cortes de Castilla y León han aprobado a propuesta del  PSOE tras el consenso alcanzado con el PP  instar a la Junta de Castilla y León a continuar promoviendo los canales cortos de distribución de alimentos en CyL y a fomentar los mercados y ferias de productos alimentarios, incluyendo la aprobación de la normativa necesaria.

En su intervención en defensa de la Proposición No de Ley, la procuradora socialista por Soria, Judith Villar, expuso que la apuesta por el producto de proximidad, los canales cortos de distribución, es algo muy sencillo en una comunidad como la nuestra, “con una variedad de productos y una gastronomía fuera de serie” y además supone más oportunidades para la agricultura y ganadería, la economía rural, el cuidado de nuestro valioso entorno e incluso la salud.

Villar se apoyó asimismo en Barómetro del Clima de Confianza del Sector Agroalimentario en el que  se refleja que el 70% de los consumidores encuestados afirman tener muy en cuenta el origen de los alimentos y en las numerosas razones por las que los expertos aconsejan consumir productos de proximidad.

Entre los beneficios del consumo de productos de proximidad  que destacan los expertos se encuentra la ayuda que supone para la subsistencia del negociado local ya que contribuye a generar puestos de trabajo en los centros de cultivo y granjas, así como en los lugares de procesado, empaquetado y distribución.

Además, es una inversión para la economía de la zona que  contribuye a disminuir el desperdicio de alimentos y, al reducir el tiempo de  desplazamiento del centro de producción al de venta, favorece que el producto sea más fresco y, por lo tanto, tenga mayor valor nutricional por lo que nuestra salud se ve muy beneficiada.

A todo esto se une, tal y como expuso la portavoz socialista  que el comercio de proximidad, las pequeñas carnicerías, pescaderías, panaderías, fruterías o ultramarinos que normalmente no forman parte de una cadena de supermercados, así como los mercados municipales, fueron para muchos la alternativa  durante la pandemia y que según diversos estudios, el dinero que se gasta en el pequeño comercio revierte hasta tres veces más en la comunidad que el gastado en una gran superficie.

Sección: