María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

La cooperativa zamorana Naturduero ha recogido cerca de 3.000 kilos de pistachos en la primera cosecha que han llevado a cabo desde que se constituyeran los 45 socios que la forman y cuyas instalaciones tienen en la localidad toresana de Valdefinjas.

El presidente de Naturduero, Jorge Domínguez, ha confirmado que la campaña ha sido “regular” y ha señalado a AGRONEWS CASTILLA Y LEÓN que “se ha caracterizado por las intensas lluvias que se registraron en la primavera pasada por lo que la cosecha de pistachos ha sido más escasa de lo previsto inicialmente”. En realidad un total de 6 socios de los 45 que forman la cooperativa han podido entregar el producto en las instalaciones que construyeron y en las que han invertido alrededor de 300.000 euros.

En la nave se han procesado los 3.000 kilos de la cosecha recibida porque “en un principio la cosecha apuntaba bastante bien pero después influyó mucho la lluvia de primavera ya que el pistacho se abrió y cuando llegó el calor se estropeó, por lo que hemos visto bastante reducida nuestra primera producción”, según explicaba Domínguez.

Además, a las lluvias hay que sumar que tan solo alrededor de un 10 por ciento de los socios de la cooperativa cuenta con pistacheros en producción, mientras que el resto deberá todavía esperar varios años para obtener el primer fruto. Hay que recordar que el pistacho es un producto que tarda unos cinco años en poder cogerlo y, como mínimo, otros dos o tres más para alcanzar la plena producción del cultivo.

Así las cosas, las nuevas instalaciones de Naturduero se inauguraron el pasado mes de agosto y son precisamente en ellas donde han procesado los primeros pistachos obtenidos por esta cooperativa.

Una vez que el producto se ha recolectado y entregado a esta sociedad comienza el proceso de tratamiento que, como reconoce Jorge Domínguez, “es más laborioso que el de otros cultivos como la almendra”. “Después de recogerlo, en las 24 horas siguientes es preciso que se someta al proceso de pelado, el pistacho pasa al secadero para eliminar la humedad del fruto y en el que permanece, como mínimo, entre diez y doce horas”.

Domínguez no duda en señalar que “la calidad del pistacho que hemos recogido es muy buena y creo que tiene un buen tamaño, superior al que se da en otras zonas de España, en eso nos llevamos la palma”.

La cooperativa tiene previsto, en un futuro, pasar a una segunda fase del cultivo llegando a cerrar el ciclo del pistacho, por ahora tan solo lo pueden recoger, procesar y secar pero más adelante esperan poder “venderlo también”. Llegados a este punto el presidente de Naturduero asegura que “estamos en contacto con una cooperativa de Castilla La Mancha a la que le entregamos toda nuestra producción, pero en un futuro lo venderemos nosotros porque ya tenemos contactos”.

Naturduero cuenta en la actualidad con 45 socios de las provincias de Zamora, Salamanca y Valladolid que aglutinan alrededor de unas 320 hectáreas dedicadas al cultivo del pistacho aunque en realidad tan solo el 10 por ciento de la superficie ha podido entrar en producción este año.

Sección: 

Provincias: