Las cooperativas de segundo grado Delagro (Asturias, Cantabria y Galicia) y Ucanorte (Duero, Minho y Tras-Os-Montes) levantarán una "central de compras" que ampliará el área de influencia y el volumen de compras de ambas entidades. Los presidentes de Delagro, Javier Taboada y Ucanorte, Victor Maia, junto con el secretario general del Medio Rural de la Xunta de Galicia, Tomás Fernández-Couto y el secretario de Estado de Alimentación de Portugal, Nuno Brito, estuvieron presentes en el acto.

La III Agrosemana, una de las ferias agrícolas más importantes del Norte de Portugal, organizada por la cooperativa Agros, fue el escenario escogido para formalizar ayer 3 de septiembre la firma del contrato que vincula a Delagro S Coop. y Ucanorte XXI U.C.R.L. en la creación de una central de compras, que operará en la cornisa cantábrica, Galicia y la región norte de Portugal.

Tanto Delagro como Ucanorte se caracterizan por ser de las mayores uniones de cooperativas de sus respectivos territorios, agrupando Delagro a 64 cooperativas en Asturias, Cantabria y Galicia, y Ucanorte a 50, en las regiones de Duero, Minho y Tras-Os-Montes, en el norte de Portugal.

La Central aprovechará las sinergias engendradas por el volumen de compras y el firme armazón industrial y asociativo de las sociedades, "procurando la definición de productos y servicios cuya relación de calidad, servicio y precio sea la más adecentada para los agricultores y ganaderos, así como para el conjunto de la población del medio rural".

Delagro y Ucanorte desarrollan su actividad en diversas áreas relacionadas con la producción agraria, desde la fabricación y distribución de insumos para agricultura y ganadería, hasta la mercadotecnia, el medioambiente o los sistemas informáticos de gestión de procesos de trabajo.

Según los responsables de las entidades, la creación de "plataformas europeas de gran dimensión", como la resultante del acuerdo intercooperativo entre Delagro y Ucanorte, permitirá la utilización de recursos y sinergias para reducir los costes de producción de los asociados a cooperativas.

La iniciativa se formaliza tras más de un año de relaciones de cooperación y cordialidad, promovidas por la Asociación Galega de Cooperativas Agroalimentarias (AGACA), firme defensora de la cooperación interterritorial y del aprovechamiento de sinergias.

Javier Taboada destacó que los "principios de integración cooperativa y de responsabilidad social", repercuten en la mejora del trabajo agrario y en el desarrollo de la economía del medio rural. Fernández-Couto, por su lado, incidió en la importancia de la colaboración transnacional de las cooperativas para la economía del medio rural.

Sección: