María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

La cooperativa Bajo Duero (COBADU), ubicada en la localidad zamorana de Moraleja del Vino, mantiene una constante política de inversión no solo en las instalaciones que posee en la provincia de Zamora sino también en la vecina Salamanca.

Tal es así que, la inversión ha sido siempre una constante para esta sociedad agraria y eso se ve perfectamente reflejado en sus instalaciones centrales y en su red de almacenes repartidos por las distintas comarcas donde la cooperativa tiene actividad.

El complejo agrícola y ganadero de la cooperativa, uno de los más potentes de toda Europa, supera ya las 44 hectáreas y posee una capacidad de almacenamiento de más de 450 millones de kilos. El incremento anual en socios y actividad ha tenido siempre una repercusión en la inversión de la cooperativa, que superará los 20 millones de euros en los próximos dos años.

Por eso, actualmente se están construyendo una segunda deshidratadora de alfalfa, tres naves de almacenamiento y una nueva cargadora. La estructura comarcal de la cooperativa, repartida por Castilla y León y provincias limítrofes, también se reforzará dotando de nuevos almacenes en la localidad Zamorana de Toro, en Salamanca capital, y en la provincia como son los municipios de Vitigudino y Ciudad Rodrigo.

El gerente de COBADU, Rafael Sánchez Olea, recuerda como esta “cooperativa zamorana siempre tiene en cuenta las necesidades de los socios por eso nos preocupamos por invertir en nuestros ganaderos y agricultores”. Así las cosas, esta sociedad agropecuaria ha puesto en marcha la construcción de una nueva deshidratadora de forrajes. La primera lleva funcionando desde el año 2003 y las obras de la segunda avanzan a buen ritmo para poder abastecer la demanda de alfalfa y paja tratada tanto para el mercado nacional como para la exportación y también fomentar el cultivo de alfalfa en zonas de regadío.

En cuanto al almacenamiento, se prevé que con la edificación de las nuevas naves de almacenamiento, la capacidad aumente hasta los 450 millones de kilos de materias primas. Para optimizar el trabajo dentro del complejo fabril, la cooperativa también invierte en maquinaria de la más alta calidad y por eso acaba de incorporar a su flota de vehículos una cargadora más, de la firma JCB con la que existe una confianza mutua en los trabajos realizados.

Esta cooperativa siempre está en los últimos avances tecnológicos y en la apuesta por la innovación. Hay que recordad que COBADU obtuvo en 2018 los mejores resultados de su historia y creció en todas sus actividades llegando a facturar 334 millones de euros, un 8 por ciento más que en 2017.  En números de socios la cooperativa aumenta cada año ya que en 2018 se incorporaron 483 agricultores y ganaderos llegando a la cifra de 10.310 socios. La cooperativa invertirá 20 millones de euros en su sede central de Zamora y ampliará otras instalaciones para su expansión en Castilla y León, Extremadura y Portugal durante los próximos años.

Sección: