Agronews Castilla y León

 

  • Ha contado con el apoyo de la Diputación de Salamanca en estas labores

El viceconsejero de Desarrollo Rural y director general del Instituto Tecnológico Agrario, Jorge Llorente, ha acudido en la mañana de hoy, 6 de agosto, a conocer de primera mano las labores que se están desarrollando en la comarca salmantina de Cantalpino, en colaboración con la Diputación provincial, de control del topillo campesino, una vez que se ha monitorizado en la zona un incremento de la población.

Llorente ha querido destacar que se trata de una “·plaga endémica”, que nunca va a desaparecer por lo que se va a trabajar en tratar de controlar su población para minimizar los daños y perjuicios, “ya que afecta al conjunto de los territorios rurales, no sólo a los agrarios, y se logrará con la colaboración con todos los agentes de la zona, no sólo por la labor de la Consejería o la Diputación”.

La Junta de Castilla y León cuenta con una Estrategia de lucha y control del topillo campesino que gira sobre cuatro grandes ejes, ha señalado el Viceconsejero, en su visita a las zonas donde se está actuando en Salamanca sobre las cunetas, uno de los principales reservorios de estos animales:

  1. Monitorización y vigilancia de los animales, con el desarrollo, por ejemplo, de distintos trampeos para ver la evolución del censo de estos roedores.
  2. Actuación sobre reservorios en zonas agrícolas, sobre la base de la puesta en marcha de determinadas prácticas agronómicas como el levantamiento del suelo, franjas de seguridad ante las zonas donde pueden proliferar los topillos o la lucha biológica contra ellos, facilitando la presencia de rapaces y depredadores de esta especie.
  3. Actuaciones en reservorios no agrícolas como estas que se están realizando en Salamanca con el apoyo de la Diputación Provincial.
  4. La investigación sobre el animal, buscando nuevas formas de luchas y conociendo más y mejor su forma de actuar y de evolucionar

“Lo que se está haciendo en Cantalpino es pasar las cuchillas por las cunetas con lo que se logran varios objetivos: acabar con el roedor pero, sobre todo, dejarle sin las huras en las que protegerse del ataque de los depredadores”, asegura Llorente ante los medios de comunicación.

Sección: 

Provincias: