Agronews Castilla y León

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha publicado recientemente el séptimo número del boletín dedicado al cultivo de la patata y que se hace llegar a los 4.700 profesionales que se dedican a esta actividad.

En este documento se ofrece un análisis de la situación actual del mercado en Europa, España y en Castilla y León. Según los primeros avances estadísticos, tal y como recoge el boletín, la superficie sembrada en la campaña 2012/2013 en España ha disminuido un 3,4 % hasta alcanzar las 70.854 hectáreas, mientras que por el contrario la superficie sembrada en Castilla y León ha crecido un 1,7 % hasta superar las 20.300 hectáreas, siendo líder en la producción de patatas de media estación y tardías.

A nivel provincial, Valladolid y Salamanca son las que más superficie dedican a este cultivo, con 5.801 y 4.700 hectáreas respectivamente.

El boletín recuerda que el retraso de las cosechas, los elevados precios registrados en el fin de la campaña y la situación en otros países como Francia con una elevada producción, han motivado que, en los últimos meses, los mercados se encuentran en una sensación de extrema sensibilidad. Por este motivo se recomienda a los productores de patata de Castilla y León que realicen una producción planificada y ordenada con una previsión en los arranques ya que, de esta forma, se garantiza una adecuada comercialización.

Para asegurar la regulación equilibrada del mercado, se aconseja, por un lado, a los agricultores que sin precipitarse con los arranques, mientras que, por otro, se recomienda a los consumidores que antes de realizar la compra identifiquen el origen del producto y opten por consumir patata de calidad de la Comunidad frente a la patata de otros países.

Ley Agraria

Por otra parte, el boletín informa de cómo beneficiará la futura Ley Agraria de Castilla y León, actualmente en tramitación, al sector de la patata que, históricamente, no ha contado con regulación administrativa, al carecer de una OCM (Organización Común de Mercado) que le diera determinados mecanismos reguladores de su producción y su comercialización.

La citada normativa permitirá crear para el sector una organización interprofesional, como la francesa CNIPT, en la que se reúnan industria, distribución y productores, con el fin de adoptar decisiones que aseguren el equilibrio de los intereses de todos los eslabones de la cadena alimentaria.

Sección: