• Jesús Julio Carnero cree que el seguro “tiene que estar presente desde la primera fase”

  • Es una de las medidas que se plantean dentro del plan para jóvenes que está previsto que vea la luz en el primer trimestre de 2020

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, ha afirmado este viernes 29 de noviembre en Almazán (Soria) que su departamento estudia la posibilidad de incluir alguna prima en las ayudas a los jóvenes que se incorporen al campo si suscriben el seguro agrario. Una medida que está en fase de análisis y que se incluiría dentro de plan de agricultura y ganadería para los jóvenes que está previsto que se apruebe en el primer trimestre de 2020.

“Hemos tenido una reunión de seguros agrarios con las organizaciones agrarias, los miembros de Agroseguro y Enesa y se ha planteado la posibilidad de que los jóvenes que se incorporen y suscriban el seguro, tengan algún tipo de prima a mayores en la ayuda que puedan recibir”, ha informado Carnero para quien “el seguro tiene que estar presenten desde la primera fase”.

“La ayudas tienen que estar ligada al seguro por el cambio climático”

Unas declaraciones que el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha realizado durante el 50 aniversario de la creación del Centro de Formación Agraria de Almazán. “La ayudas tienen que estar ligada al seguro porque tenemos el cambio climático y es necesario articular mecanismos que nos protejan”, ha añadido.

Las escuelas de formación agraria, una puerta de entrada al campo

Una medida de la que se podrían beneficiar los 3.500 jóvenes que la Consejería se ha puesto como objetivo para rejuvenecer el campo durante esta legislatura. “La formación es un pilar básico para que los jóvenes se acerquen al mundo agrario y podamos luchar contra el envejecimiento del sector”, ha dicho Carnero que ha destacado los más de 2.100 alumnos que se han formado en el centro de la localidad soriana.

“La formación es la puerta de acceso al mundo agrario. Un mundo con mucho futuro”

La Junta de Castilla y León cuenta con ocho escuelas agrarias “después de la reapertura de una en Ávila, que por primera vez cuenta con un módulo de formación dual. La formación es la puerta de acceso al mundo agrario. Un mundo con mucho futuro y mucha calidad de vida”, ha asegurado el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural.

617 alumnos se matricularon el pasado curso entre la distinta oferta formativa agraria, de los que el 20 % son mujeres. Un dato que Carnero quiere “incrementar sustancialmente. No podemos permitirnos perder la mitad de nuestro capital humano”. “Con la debida formación, permitimos que la entrada sea de mayor calidad. Nuestro mundo tiene futuro, y ese futuro pasa por la calidad y formación”, ha subrayado el consejero.