Agronews Castilla y León

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha publicado el octavo número de su boletín sobre el el sector de la patata, este tipo de documentos tienen como principal objetivo dar a conocer los últimos datos disponibles sobre producción y comercialización de este tubérculo, tanto a nivel nacional como europeo, y ofrecer recomendaciones para que los productores puedan mejorar la competitividad de las explotaciones.

En este número se recomienda a los cultivadores, por un lado, la suscripción previamente contratos con los operadores comerciales, buscando garantizarse un nivel mínimo de ingresos, y, por otro, apostar por variedades de media estación y tardía al estar las variedades tempranas sobradamente cubiertas.

La nueva publicación que la Consejería de Agricultura y Ganadería está enviando a los productores de patata de la Comunidad, se divide en seis grandes bloques: situación en Europa, situación en España, situación en Castilla y León, situación del mercado, balance del Plan Estratégico del sector de la Patata 2010 – 2013, resultados finales de la investigación realizada junto a Fertiberia y conclusiones.

El análisis de la situación en Europa refleja que en los cinco principales productores: Bélgica, Alemania, Francia, Holanda y Reino Unido, se ha registrado una subida en la producción en la campaña 2013 incrementándose también un 4 % la superficie total. Las condiciones de cultivo de la pasada campaña han condicionado que el rendimiento medio de la campaña sea de 44,9 toneladas por hectárea, casi un 4 % menor a la media de las cinco últimas campañas.

En España la tendencia es similar a la de los últimos años, registrándose una continua bajada de la superficie cultivada mientras que la producción se mantiene estable. Respecto a los precios, los registrados en la campaña 2013 han sido elevados, situándose durante todo el año por encima de los registrados en 2012.

El boletín también hace una revisión a la situación del mercado que considera que, a corto plazo, está lleno de incertidumbres pues los precios que se registren en 2014 van a depender en gran medida de la evolución de las exportaciones francesas, el desarrollo de los cultivos del sur de España y su solapamiento con la patata de conservación francesa y el nivel de producción que se coseche en Castilla y León.

Esta publicación hace también un balance del Plan Estratégico de la Patata 2010 -2013, destacando la importancia de las actuaciones llevadas a cabo entre las que destacan la creación de la Mesa Regional de la Patata de Castilla y León, la edición de los boletines informativos, el acuerdo de colaboración con la empresa Fertiberia y la mejora y modernización de las estructuras y explotaciones.

La eficacia del primer plan, al que la Consejería de Agricultura y Ganadería ha destinado 61,2 millones de euros, ha motivado la puesta en marcha de un nuevo Plan Estratégico de la Patata de Castilla y León, actualmente en fase de redacción, y que será una extensión del que se ha desarrollado de 2010 a 2013.

El objetivo que intentará conseguir el nuevo Plan es la profesionalización del sector, dando prioridad a los jóvenes de nueva incorporación y a los agricultores profesionales del cultivo de la patata. Entre los ejes prioritarios de actuación para lograr el objetivo marcado estarán la formación, las estructuras productivas, la comercialización y la I+D+i.

Importancia del sector

Castilla y León, con 20.263 hectáreas dedicadas a la producción de patata, mantiene en 2013 su situación de liderazgo nacional con el 28 % de la superficie destinada a este tubérculo en España. Respecto a la producción, este liderazgo es aún más evidente ya que con 873.850 toneladas la Comunidad produce el 40 % del total nacional, aumentando un 3,6 % la producción respecto al año 2012.

Esta diferencia entre la producción y la superficie se debe a que los rendimientos en Castilla y León, con 43 toneladas por hectárea, son muy superiores a la media española, con 30,9 toneladas por hectárea, y se sitúan muy cerca de la media europea.

El año pasado la superficie destinada al cultivo de patata en Castilla y León se incrementó en un 2,1 % sobre la del año 2012, mientras que otras comunidades reducían las hectáreas destinadas a este cultivo como es el caso de Andalucía donde se redujo un 18,6 % la superficie de cultivo de patata.

La Consejería de Agricultura y Ganadería está trabajando conjuntamente con la Asociación de Operadores en Origen de Patatas de Castilla y León (ASOPOCYL), que aglutina al 50 % del producto en fresco de patata de la Comunidad, para la creación de una figura de calidad para la ‘Patata de Castilla y León’.

Además, la Ley Agraria de Castilla y León, recientemente aprobada, posibilita la constitución a nivel autonómico de una Organización Interprofesional del sector de la patata, que permitirá seguir estructurando este sector y podrá afrontar los problemas compartidos por todos los actores de la cadena de valor desde un único frente.

Sección: 

Archivos adjuntos: