Agronews Castilla y León

El pasado jueves 30 de marzo la Comisión Europea remitía una misiva a los Estados Miembros en el que les demandaban distintas modificaciones y cambios sobre los Planes Estratégicos de que regirán la Política Agraria (PAC) a partir del 1 de enero de 2013

Por lo que se refiere a España, la Comisión acoge “con satisfacción” el documento presentado por que “cubre los objetivos específicos y parece abordar las recomendaciones publicadas por la Comisión el 18 de diciembre de 2020 “.

Sin embargo, se pide a España una descripción con mayor precisión de la contribución de las intervenciones propuestas a las necesidades identificadas, en particular, la coherencia global de la construcción de la arquitectura verde debería explicarse mejor. “Además, aseguran en los anexos desde la Comisión Europea “debido a la gran cantidad de cifras que había que codificar a nivel regional, se detectaron algunos errores en la introducción de datos, lo que dio lugar a importantes incoherencias en relación con las asignaciones financieras y los indicadores (en particular para las de las intervenciones de desarrollo rural). Además, la obligación de delimitación del régimen ecológico del 25% parece no cumplirse sobre la base de los datos financieros. Estos errores deben corregirse para garantizar que toda la información incluida en el Plan es exacta”, concluyen.

En definitiva, la Comisión solicita España que revise los valores objetivos propuestos, mejorando su precisión. Desde Bruselas se considera que el Plan muestra el potencial de contribuir eficazmente al objetivo general de fomentar un sector agrícola inteligente, competitivo y diversificado con elementos de resiliencia y una contribución a la seguridad alimentaria a largo plazo. También observa que sus actuales carencias en materia de adaptación al cambio climático suponen un riesgo para la resiliencia.

El comisario de Agricultura insta a España a considerar intervenciones que ayuden a reducir la dependencia de los combustibles fósiles y otros insumos de origen externo para preservar la capacidad de producción sostenible a largo plazo y la viabilidad de las explotaciones agrícolas.

AYUDAS DIRECTAS

La Comisión se congratula de que el modelo propuesto para las ayudas directas disociadas avance en la convergencia interna. Al mismo tiempo, valora la intención de España de reducir las diferencias de renta entre los distintos tamaños de explotaciones mediante la redistribución de las ayudas, utilizando por primera vez la ayuda redistributiva complementaria a la renta y la reducción de los pagos.

Bruselas, además, muestra su satisfacción por la introducción de un mecanismo para limitar los pagos muy elevados.

ARQUITECTURA VERDE

Entre las peticiones de mejoras que realiza la Comisión se pide a España que demuestre mejor la mayor ambición de la prevista arquitectura verde arquitectura verde prevista en lo que respecta a los objetivos relacionados con el medio ambiente y el clima utilizando elementos cualitativos y cuantitativos como la asignación financiera y los indicadores.

Así, consideran que las intervenciones específicas diseñadas no abordan suficientemente la necesidad urgente de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) procedentes de la ganadería, las emisiones contaminantes de amoníaco asociadas derivadas de la agricultura, la necesidad urgente de mejorar la gestión del agua, de reducir la erosión del suelo o la desertificación y revertir la pérdida de biodiversidad.

Subrayan, además, que España también debería hacer un esfuerzo para aumentar el potencial de ahorro de agua y centrarse en la reducción efectiva del uso del agua en las zonas de mayor presión hídrica.

La Comisión acoge con satisfacción los esfuerzos propuestos en relación con la producción de energía renovable y anima encarecidamente a España a beneficiarse plenamente de las posibilidades de intervención en este sentido. Además, pide a España que planifique  intervenciones que mejoren la eficiencia en el uso de los nutrientes, enfoques circulares incluyendo la fertilización orgánica, así como nuevas medidas para reducir el consumo de energía.

Valoran que el Plan tiene potencial para contribuir al objetivo general de fortalecer el tejido socioeconómico de las zonas rurales, incluyendo la inversión de la despoblación en España. La Comisión toma nota, en particular, de la ambición con respecto al apoyo a los jóvenes agricultores y el enfoque de desarrollo local a través de los LEADER.

En las citadas peticiones de mejoras del Plan Estratégico, desde Bruselas se acoge con satisfacción los enfoques innovadores para abordar el equilibrio de género en las zonas rurales españolas (con nuevos mecanismos específicos para estimular la incorporación de las mujeres a la agricultura), así como renovación generacional (con nuevas herramientas dirigidas a acompañar la sucesión en las explotaciones y apoyar a los nuevos entrantes).

En cuanto al bienestar animal, la Comisión invita a España a ampliar la intervención para promover la cría de gallinas ponedoras en sistemas sin jaulas y en una línea similar trabajar con las cerdas y los terneros. Además, las medidas propuestas sobre los cerdos debería ser más ambiciosa para promover la cría de cerdos con colas enteras.

Como conclusión subrayar que la Comisión pide a España que establezca valores nacionales ambiciosos para la UE objetivos del Pacto Verde de la UE y, si es necesario, que adapte las intervenciones pertinentes y sus asignaciones financieras en consecuencia.

Sección: