Agronews Castilla y León

 

  • La producción de leche de vaca puede caer un 0,6% y la de carne de vacuno un 0,5%

La Comisión Europea ha publicado recientemente el informe de previsiones de producción en los principales productos agrícolas y ganaderos, con la guerra en Ucrania como principal condicionante.

 

Productos cárnicos

Se espera que la producción de carne de vacuno de la UE disminuya un 0,5% en 2022, a pesar de los altos precios, debido principalmente a un ajuste estructural en el sector de la carne de vacuno y los productos lácteos. Las exportaciones deberían aumentar a los mercados de alto valor existentes, pero se ven limitadas por los precios internos, que alcanzan niveles récord. Las importaciones aumentan debido a la oferta brasileña.

La creciente preocupación por el medio ambiente, la reducción de las perspectivas de exportación, los elevados costes sostenidos de los insumos y la peste porcina africana (PPA) deberían anular el incentivo de los elevados precios de la carne de porcino y dar lugar a una disminución de la producción. La UE abasteció a China durante dos años de la aguda crisis de la PPA, pero ahora el Reino Unido vuelve a ser el principal destino de las exportaciones de la UE.

La producción avícola de la UE se estabilizará en 2022. El precio de los pollos de engorde de la UE es lo suficientemente alto como para compensar los altos costes de los insumos y la continua propagación de la gripe aviar altamente patógena, entre otros factores. El comercio con el Reino Unido ha vuelto a los niveles anteriores a la retirada, pero la UE está perdiendo algunos mercados de exportación. Se espera que las importaciones se recuperen parcialmente a los niveles de 2016-19, aunque la interrupción de los flujos comerciales con Ucrania es motivo de cierta incertidumbre.

A pesar del bajo nivel histórico de la cabaña ovina y caprina de la UE, se espera que los sacrificios se estabilicen en 2022. El comercio debería reanudarse, pero todavía a niveles relativamente bajos, lo que llevaría a mantener los precios internos altos.

 

Leche y productos lácteos

Los precios de los productos lácteos en la UE están en niveles récord. Mientras que los precios de la leche desnatada en polvo y la leche entera en polvo se mantienen relativamente estables y los del suero de leche registran cierto descenso, otros siguen subiendo. Esto ha hecho que los precios de la leche cruda en la UE alcancen máximos históricos. A pesar de ello, los márgenes de los ganaderos siguen siendo estrechos debido al aumento de los costes de los insumos. Las condiciones meteorológicas secas y cálidas de la primavera afectaron a la calidad de la hierba y a la disponibilidad de otros componentes de la relación alimenticia, lo que podría hacer que el desarrollo del rendimiento lechero fuera inferior al previsto en 2022.

Esto, junto con una menor cabaña lechera (-1%), se combinan para dar lugar a un descenso previsto del 0,6% en las entregas de leche de la UE en 2022. Es probable que la menor calidad de los pastos y el menor uso de piensos también disminuyan el contenido de grasa y proteína de la leche, reduciendo así la disponibilidad de sólidos lácteos para su posterior procesamiento.

En 2021, el sector lácteo de la UE experimentó una evolución sin precedentes. La tendencia estacional históricamente observada en el precio de la leche cruda de la UE no se materializó y los precios crecieron durante todo el año. A pesar del aumento de los precios, las entregas de leche de la UE descendieron un 0,4%, por primera vez desde 2009. El aumento de los costes frenó el crecimiento de la producción de leche (1,2%) y provocó una reducción de la cabaña lechera mayor de la prevista (-1,5%).

La producción de queso y nata de la UE podría seguir creciendo y reducir la disponibilidad de grasa láctea para la producción de mantequilla y leche entera en polvo. Se espera un aumento de las exportaciones de queso, mientras que el uso doméstico de productos lácteos podría crecer ligeramente en 2022 (+0,3%), suponiendo una recuperación sostenida de las ventas al por menor y de los servicios de alimentación, así como una transmisión limitada de los precios más altos del productor a lo largo de la cadena a los consumidores.

 

Sección: