Agronews Castilla y León

 

  • Esas son dos de las principales conclusiones del informe que sobre el desarrollo del Paquete Lácteo la Comisión Europea ha remitido al Parlamento y al Consejo de Ministros y que será analizado mañana en Bruselas

Es uno de los puntos del día del Consejo de Ministros de Agricultura de la Unión Europea que se celebra mañana, 23 de enero, con presidencia maltesa, analizar los resultados del denominado paquete lácteo sobre la base del informe que la Comisión remitió en noviembre de 2016 al Parlamento europeo y al propio Consejo bajo el título "Evolución de la situación del mercado en el sector de la leche y de los productos lácteos y del funcionamiento de las disposiciones del «Paquete lácteo»"

Estas son las principales conclusiones que se reflejan en el citado documento al que ha tenido acceso AGRONEWS:

El «Paquete lácteo» se adoptó tras la crisis de 2009. Su objetivo principal era mejorar la posición de los productores en la cadena de suministro. Hay pruebas de que así ha sido en cierta medida, en especial mediante otras actuaciones colectivas de productores que van más allá de las disposiciones del «Paquete lácteo», y de que puede hacerse más para seguir mejorando esa posición de manera significativa:

• Los contratos de entrega obligatoria se aplican de forma generalizada en los Estados miembros donde el porcentaje de cooperativas es escaso. Este instrumento formaliza las relaciones entre productores y transformadores en los Estados miembros que representan el 41 % de las entregas totales de leche en la UE.

Las organizaciones de productores están reconocidas en once Estados miembros y ofrecen resultados tangibles a los ganaderos: más del 60 % de las OP que participaron en la encuesta han declarado que los precios de la leche aplicados son mejores o más estables. El cometido de la mayoría de las OP va más allá de la negociación de los precios y las entregas: el 80 % de estas organizaciones prestan uno o varios servicios que añadan valor a la oferta de leche o respaldan las actividades de los productores, como la recogida de leche, el control de la calidad, el apoyo técnico y la adquisición conjunta de insumos. Los ejemplos de éxito en este sentido deben valorizarse en la medida en que mejoran la eficiencia y la resistencia de los productores de leche a largo plazo.

La negociación colectiva con los primeros compradores, considerada por los ganaderos como una de las principales ventajas de la pertenencia a una OP, se ha materializado principalmente en Alemania, Francia y la República Checa y, en menor medida, en España, el Reino Unido y Bulgaria, sin que se haya notificado infracción alguna de la competencia.

La regulación de la oferta de quesos con DOP/IGP está aportando resultados positivos en los dos Estados miembros donde se aplica, en lo que respecta a la correcta adaptación de la oferta a la demanda, a la estabilización de precios y a la protección de la producción de queso en las zonas desfavorecidas.

Las organizaciones interprofesionales contribuyen a una mayor transparencia en toda la cadena de suministro y han demostrado su utilidad en una amplia gama de actividades, como la definición de contratos normalizados, la promoción y la prestación de asesoramiento técnico.

La disposición sobre las declaraciones obligatorias de entregas de leche ha posibilitado un riguroso sistema de información sobre volúmenes y al mismo tiempo ha mejorado significativamente la oportunidad de la información.

• Aunque los Estados miembros reconocen en general que el «Paquete lácteo» no tiene por objeto específicamente las regiones desfavorecidas, las OP y la regulación de la oferta de quesos con DOP/IGP se consideran positivos en Francia para preservar la producción de leche en esas regiones.

Los Estados miembros, las OP y las organizaciones de ganaderos, se asegura en ese informe, reconocen el potencial de dos instrumentos clave del «Paquete lácteo», como las OP y las negociaciones colectivas, si bien aún no se ha explotado plenamente. Podría pensarse en actuaciones de carácter pedagógico, financiero u operativo, tanto a nivel de la UE como nacional:

  • Talleres en que participen expertos de los Estados miembros con el fin de intercambiar experiencias y mejores prácticas en sus respectivos países.
  • Campañas para que los ganaderos y los transformadores estén más al corriente del funcionamiento y el potencial de las OP:
  • ejemplos prácticos de experiencias positivas de las OP existentes;
  • debates e intercambio de mejores prácticas entre los ganaderos;
  • oportunidades de financiación de los programas de desarrollo rural; o ventajas de la negociación colectiva y otras medidas colectivas, tanto para los productores como para los transformadores;
  • información clara de lo que pueden o no pueden hacer las OP o de lo que puede o no puede esperarse de ellas, sobre todo con respecto a las normas de competencia.
  • Instar a los Estados miembros que ven un potencial real para el desarrollo de las OP y que no han consignado ayuda para su creación en los programas de desarrollo rural para que propongan las modificaciones correspondientes.
  • Dar prioridad a las OP frente a los productores individuales para acceder a los regímenes de ayuda, en forma de primas, mayor prioridad al establecer criterios de admisibilidad o porcentajes de cofinanciación más elevados. Los Estados miembros podrían pensar también en ventajas fiscales a nivel nacional.
  • Proporcionar ayuda financiera adicional a las OP supeditada a la consecución de objetivos de negociación colectiva, así como otras actividades conjuntas que ayuden a las OP a obtener más valor. 
  • Fomentar la agrupación de las OP en AOP ofreciendo a estas las mismas posibilidades de financiación, una vez que las OP estén bien establecidas. 
  • Pensar en la posibilidad de establecer la obligación de que los ganaderos que pertenezcan a una OP entreguen toda su leche, o una parte mínima, a través de sus PO, o de que los compradores de leche negocien con las OP y no con los miembros de estas, para evitar que se eluda la negociación colectiva que persiguen las OP. 
  • Revisar las condiciones y requisitos administrativos para el reconocimiento de las OP, con objeto de fijar unas dimensiones mínimas razonables, evitando al mismo tiempo cualquier discriminación entre los ganaderos de los distintos Estados miembros debido a la actual divergencia de criterios.

En concreto, se anima a los Estados miembros a tomar las medidas necesarias para fomentar la creación de OP que realicen actuaciones colectivas que rebasen la negociación colectiva y que aumenten su importancia en la cadena de suministro de leche. Además de estas recomendaciones sobre las OP y la negociación colectiva, es conveniente pensar en la ampliación de las funciones de las organizaciones interprofesionales.

Habida cuenta de los hechos concretos expuestos en el presente informe, el «Paquete lácteo» ha tenido efectos positivos indudables, pero para que se materialice plenamente su potencial, se necesitan más tiempo y medios, especialmente con respecto a actuaciones colectivas más amplias que la negociación colectiva. Así pues, habrá que pensar en hacer extensiva su aplicación después de 2020, teniendo en cuenta la necesidad de fomentar una mayor integración de los productores en organizaciones de productores.

Sección: