Agronews Castilla y León

La Comisión Europea ha emitido un dictamen negativo en relación con el proyecto que pretendía modificar el Real Decreto 1049/2003 que aprueba la norma de calidad relativa a la miel. El objetivo de esta modificación era establecer como obligatorio que en el etiquetado se indicara con claridad los países de origen de la miel y el porcentaje que cada uno de ellos representa en la miel envasada.

Cooperativas Agro-alimentarias de España ha trasladado al Ministerio su oposición a que se tomen iniciativas “de mínimos” y “parches” que lejos de solventar la situación la empeoran, y ha propuesto que se trabaje en el desarrollo y promoción de un etiquetado que contemple “Miel de Origen: España”.

La actual normativa permite utilizar la denominación “mezcla de mieles procedentes de la UE y de mieles no procedentes de la UE” sin especificar ni los países ni el porcentaje de cada uno de ellos, permitiéndose así que se indique miel europea y española en envases que contienen cantidades insignificantes de nuestras mieles, lo que confunde gravemente al consumidor no permitiéndole realizar una compra real y suficientemente informada.

Por ello, el sector apícola solicitó al Ministerio la necesidad de implementar un etiquetado de origen de la miel más claro y útil para los consumidores. El Ministerio propuso incluir la relación de países de origen en sentido descendente y la incorporación del porcentaje de cada uno de ellos. España es el principal productor de la Unión Europea, y este paso adelante nos situaba a la cabeza en información y transparencia sobre el origen de la miel que se consume.

El Dictamen publicado por la Comisión impide desarrollar una normativa que especifique el porcentaje de cada origen y tampoco obliga a que el listado de países se haga en orden al porcentaje de miel que contiene. La única posibilidad que ofrece es indicar el listado de países con el orden que el envasador decida. De este modo, una miel con un 1% de miel española y un 99% de miel China podría ser etiquetada como “Origen: España China”.

Cooperativas Agro-alimentarias de España considera que esta posibilidad empeora la situación actual, ya que causa más confusión en el etiquetado y supone un grave perjuicio para nuestra miel, producida bajo los estándares de calidad del modelo europeo y que contribuye a la conservación de nuestro medio ambiente gracias a los efectos beneficiosos de la apicultura.

Sección: