Agronews Castilla y León

 

Tras la entrada en vigor este año del Acuerdo de Asociación Económica UE-Japón (EPA), la UE ha intensificado sus esfuerzos para abordar los intereses de acceso al mercado agrícola con Japón, basándose en los contactos políticos al más alto nivel, incluida una reunión entre el Presidente Juncker y El primer ministro de Japón, Abe, en Osaka, el mes pasado.

Estos esfuerzos ahora están dando sus frutos. En particular, Japón ha confirmado que el procedimiento de autorización para las solicitudes pendientes de varios Estados miembros de la UE para exportar carne de vacuno (especialmente de Croacia, España) o productos de carne de vacuno (especialmente de Dinamarca, Francia, Polonia) se finalizará más rápidamente de acuerdo con su riesgo procedimientos de evaluación.

Esto vendrá además de las autorizaciones previas otorgadas por Japón a los Estados miembros para las importaciones de carne de vacuno y / o productos de carne de vaca desde 2013 (que incluyen Francia, Irlanda, Italia, Polonia, el Reino Unido y los Países Bajos).

El comisionado de agricultura, Phil Hogan, quien se reunió con su homólogo japonés en mayo de 2019 para discutir entre otras cosas la situación, dijo: "Estoy muy contento de que el mercado de Japón se esté abriendo más al sector de la carne de vacuno de la UE y de los productos de carne de vacuno después de una prohibición duradera debido a EEB. Esto permitirá que incluso más productores y operadores de la UE se beneficien de la importante concesión de carne obtenida en virtud del Acuerdo de Asociación Económica UE-Japón "

Dado que el mercado japonés de carne de vacuno y productos cárnicos está altamente protegido debido a los elevados derechos de aduana y a las normas sanitarias y fitosanitarias muy estrictas, las aperturas que ahora ofrece Japón son un gran logro que complementa bien el principal resultado del EPA para la carne de vacuno.

Como recordatorio, la carne de vacuno de la UE exportada a Japón se beneficiará durante años de una reducción arancelaria del 38,5% al ​​9%, un volumen de salvaguardia que alcanzará las 50 500 toneladas en 10 años, pero luego seguirá un aumento anual indefinido. Los exportadores de carne de vacuno de la UE ahora tienen un mejor acceso a este mercado tan lucrativo.

Además, con el objetivo de lograr una mayor transparencia y previsibilidad para los operadores, la UE y Japón han intercambiado marcos de tiempo indicativos y razonables para manejar las solicitudes pendientes de exportación de otros productos alimenticios como frutas (por ejemplo, peras de Bélgica, kiwis de Italia y Grecia o cerezas de Hungría y Portugal), así como aplicaciones de “regionalización” relacionadas con la peste porcina africana para la exportación de carne de animales porcinos de Hungría, Bélgica y Polonia. Estos marcos de tiempo indicativos contribuirán notablemente a reducir las demoras indebidas en las aplicaciones de los operadores de la UE que desean exportar al mercado japonés.

Sección: