Agronews Castilla y León

El ligero aumento de las producción de leche en la UE en 2015, en torno al 1%, esconde diferencias significativas en el desarrollo de esta actividad en los Estados miembros de la UE como pone de manifiesto un reciente informe publicado por la Comisión Europea.

Así, en el citado documento se asegura que se espera que la leche entregada a las industrias lácteas aumente en más de 100.000 toneladas en 2015 en los Países Bajos,Irlanda, Polonia, el Reino Unido, España y Dinamarca.

En los Países Bajos, el enorme aumento que se proyectaba para este año, algunas informaciones llegaban a hablar de más de 600.000 toneladas de producción a mayores, fue impulsado por los buenos precios experimentado en 2013 y 2014, a lo que se suma que los ganaderos han acelerado esa producción ante la amenaza de la fijación de nuevos techos de fosfatos en las parcelas vinculadas a las explotaciones.  

En cuanto a Irlanda, donde se espera un crecimiento de la producción superior a las 500.000. Alli los profesionales que se dedican a esta actividad tienen unos menores costes de producción como consecuencia del empleo de la hierba en la alimentación, circunstancia esta que puede provocar que este país puede ser el principal responsable del crecimiento de la producción en la Unión Europea. 

Dinamarca vería como su producción láctea se puede elevar esta campaña en torno a las 100.000 toneladas. En ese país las entregas comenzaron a crecer de manera significativa en comparación con el pasado año sólo durante el verano, pero este incremento se espera que conduzca a un crecimiento potencia el 2016.

En el Reino Unido se podría estimar el aumento de la producción en las 150.000 toneladas, el amplio rebaño se aprovechó de la buena disponibilidad de pasto, sin embargo, una desaceleración del crecimiento de las entregas de leche ya se está apreciando y puede continuar hasta el final del año, circunstancia esta que se repite en Bélgica.

La mejoría de la productividad es el principal responsable del incremento, en más de 200.000 toneladas de la producción de leche en Polonia.

Otros países del Este han incrementado de forma importante su producción como es el caso de la República Checa, Hungría y Eslovaquia. En estos Estados miembros, donde la producción nunca había alcanzado la cuota asiganado, el principal motor de crecimiento ha sido el alto nivel de precios de la leche en 2013-2014.

Frente a estos incrementos sobresalen las bajadas de producción que viven otros estados como Portugal, Alemania o Francia, donde se puede producir una reducción de la leche entregada a las industrias de más de 150.000 toneladas en cada uno de ellos. Siendo significativo el caso de los dos últimos pues contrasta con los aumentos excepcionales vividos en el año previo a la desaparición de las cuotas cuando la producción se elevo en 1,3 y 1,1 millones de toneladas, respectivamente. Pero incluso dentro de las distintas regiones productoras de estos dos estados, conviene recordar que Alemania y Francia son el primer y segundo máximo productor de leche en la Unión Europea, así en el caso del país galo es en el sur donde la caída de la producción es más significativa, además, destacar como dos de las principales cooperativas  han implementado un precio A / B / C limitando el incentivo para que los ganaderos  producen más que hacían en el sistema de cuotas. Junto a estos destacar que las industrias no cooperativas que recogen la mitad de la leche en Francia también han limitado ha recortado la producción que recogen a los ganaderos ante la bajada de precios vivida

En Alemania, la declinación de la producción se concentra en el viejo 'Lander' y directamente ligada a la reducción en la leche llevada a cabo de principios de año para evitar el pago de la super tasa. Tras el final de la cuota, la recogida de leche aumentó lentamente en comparación con el ya alto nivel de producción de 2014.

 

Sección: