Agronews Castilla y León

AMARILLO, no podía empezar de otra manera este reportaje sobre el cultivo de moda, la colza.

Está más que claro, que Castilla y León, y por extensión España se ha teñido de amarillo, el motivo no es caprichoso, estaba claro que la agricultura del secano castellano estaba necesitada de una alternativa pero no una cualquiera, sino una rentable, tenía que cumplir una serie de requisitos necesarios y suficientes para implantarse en esta zona, algunos de los cuales, según los técnicos de DEKALB, son:

  1. Ser un cultivo de invierno, rústico y soportar las temperaturas extremas del invierno y las oscilaciones de temperaturas de la primavera
  2. Ayudar a la optimización del tiempo de agricultor, siendo este consciente que no tiene tiempo suficiente para sembrar el trigo, y la cebada, principales cultivos de la región, en la ventana de tiempo que el antojadizo clima le deje. La colza permite sembrarla en seco a principios de septiembre e incluso apurando hasta mitad de octubre antes que ningún otro cereal y por tanto tener menos hectáreas y a la vez más tiempo para  cuidar la siembra del resto de cultivos.
  3. Colabora en el cumplimiento de la primera ley de la agricultura, la rotación de cultivos. El agricultor sabe que tiene que cuidar el suelo, pues él es el que tiene que sustentar y nutrir los cultivos que sobre él se desarrollen. Con la rotación le da más oportunidades para que las cosechas vayan a más
    1. Cambiando cultivo de hoja estrecha a ancha, limpiando con ello la parcela de las "dichosas" malas hierbas tan difíciles de combatir
    2. Una vez implantada la colza, se convierte en una sombrilla que no deja pasar la luz del sol al suelo, y por tanto evitando que hagan las fotosíntesis las malas hierbas y en consecuencia no dejando que se desarrollen.
    3. Con la raíz pivotante de la colza mejora la estructura del suelo, rompiendo en muchas ocasiones esa suela de labor,  haciendo un subsolado natural, al estar introduciendo a 60-80 cm de profundidad ente 500 y 650 mil raíces pivotantes que nos darán una prosperidad al cultivo sucesor de la colza, dejando un suelo mejor estructurado.
    4. Aprovechamiento de nutrientes que no han utilizado el trigo o la cebada por el motivo que sea , que se han sedimentado en el suelo, colocándose en profundidad, hasta llegar a unos horizontes que las raíces de unos 12-15 cm de longitud no son capaces de absorber, sin embargo este cultivo  dará buena cuenta de ese fósforo y potasio.
    5. Al explicar el punto anterior, inevitablemente  viene a la cabeza el girasol, que también cumple ese punto, pero la colza, al ser un cultivo de invierno tiene una tremenda ventaja, las lluvias caen sobre ella, no hace falta que tire de la reserva hídrica que almacena el suelo, ya que en tierras arcillosas bien, por su poder de retención de agua, pero ¿qué es de los suelos más pedregosos, o arenosos, con baja o dudosa capacidad de retención de agua? Por suerte o por desgracia hay una gran diversidad de suelos a los que la colza se adapta , eso sí, produciendo más o menos, el potencial lo limita el suelo, no la planta
  4. Otro factor a tener en cuenta es que no se necesita hacer una inversión extra en maquinaria para su siembra. Exista la posibilidad de sembrar la colza con la maquinaria tradicional de cereal, o incluso con la sembradora de precisión que se emplea para el girasol o el maíz. Reseñar que sí existe unos extras para mejorar  la cosecha como son las sierras laterales que se añaden al corte.
  5. Una ventaja extra de la colza es la utilización de residuos ganaderos, estiércoles, purines, y demás, que pueden ser empleados en fondo y en cobertera en este cultivo.
  6. Por último y no por ello menos importante destacar el incremento del rendimiento del cultivo sucesor, habitualmente trigo, que puede llegar a producir un 15% más, debido a todos estos factores comentados anteriormente: disminución de la cantidad de malas hierbas, por tanto el abono que se aporta lo consume el trigo, no la hierba, la mejora de la estructura del suelo que ayuda a desarrollarse a la raíz del trigo, la restitución de fósforo y potasio…etc

​La colza se ha convertido ya en una alternativa real a los cultivos tradicionales del secano de Castilla y León

Todas estas razones respaldan el uso de la colza como alternativa de cultivo pero lo que sin duda refuerza esa decisión, es la rentabilidad económica del cultivo.

Este año, extraño en cuanto a la llegada de las primeras heladas, seco en su inicio, y que aparentaba desastroso, finalmente con las  abundantes lluvias y temperaturas moderadas posteriores, ha finalizad la cosecha altas producciones que se auguraban ya desde el pasado mes de mayo.

El mercado, caprichoso y complicado, parece que ha respetado la colza, manteniendo una variabilidad acotada en sus extremos entre precios aceptables para el producto.

Es sabido que las hectáreas de colza sembradas en Europa han descendido, por varias razones, siendo la principal la prohibición del uso de neonicotinoides.

En España tiene una estupenda oportunidad para desarrollar este cultivo y en varias zonas y con distintas variedades, la colza se puede sembrar en el norte o en el sur del país, existen variedades más cortas, llamadas de primavera que no necesitan vernalizar, además se puede sembrar en secano y en regadío, en suelos ácidos y básicos, e incluso tiene una aceptable tolerancia a suelos salinos.

En la próxima campaña se va a poder sembrar variedades Clearfield, con su tremenda ventaja respecto al control de las malas hierbas y sin tener las disminuciones en la producción que antiguamente conllevaban el añadir una tecnología a un híbrido.

Además, hay que  destacar la implicación que está comenzando en este cultivo por varias empresas del sector, como son por ejemplo las compañías de abonos, introduciendo componentes específicos para colza entre sus formulaciones, como son los abonos ricos en azufre, las empresa de fitosanitarios, moviéndose para conseguir los registros necesarios para introducir nuevas materias activas en el mercado y luchar así contra esa mala hierba que se nos resiste, además de la aparición de nuevos insecticidas, que respetan a las principales polinizadoras, como son las abejas, las empresas de maquinaria, diseñando una maquinaria que lleva todo el cultivo directamente al remolque , reduciendo las pérdidas de producción por pérdida de grano durante la cosecha.

Indudablemente todo esto nos da una idea de la importancia que está tomando el cultivo, y refuerza la integración de la colza entre los cultivos habituales.

Para dar a conocer el cultivo DEKALB va a llevar a cabo una serie de asambleas informativas en Castilla y León:

  • Día 24 de agosto : Benavente con Agrotécnica2000
  • Día 25 Salamanca
  • Día 25 Peñaranda de Bracamontes
  • Día 31 por la mañana Agrotecnipec en Palencia
  • Día 31 por la tarde Agromonteagudo e Arévalo en Ávila
  • Día 1 de Septiembre Zamora, con Agrotécnica2000

Sección: