Agronews Castilla y León

Según expone la Asociación Hacendera en un comunicado de prensa, la  Confederación Hidrográfica del Duero reconoce la vulnerabilidad del acuífero que podría abastecer el megaproyecto de granja de vacuno de leche de la localidad soriana de Noviercas.

 El propio informe de la CHD habla del ya elevado contenido en nitratos de la masa de agua y de su especial vulnerabilidad. Dice literalmente que los puntos de control de la red de seguimiento del estado químico “revelan unos valores de concentración de nutrientes anormalmente elevados para la escasa afección que parece sufrir la masa con promedios de 15 mg/L en Pozalmuro y 25 mg/L en Noviercas”. Esas acumulaciones son “especialmente llamativas” para la CHD porque “la concentración de nitratos suele disminuir con la profundidad de los acuíferos” y sin embargo se han medido en sondeos profundos. Destacan aquí que el nivel máximo de nitratos permitido para el agua de boca deberá ser de 37,5 mg/L.

Conviene recordar que España, tras ser amonestada en varias ocasiones por no haber sabido proteger sus aguas de la contaminación por nitratos, se encuentra denunciada ante el Tribunal de Justicia Europeo por el incumplimiento de la Directiva europea relativa a este tipo de contaminación.

Es escandaloso, afirman desde la Asociación Hacendera, el creciente número de pueblos españoles, 12 en el entorno geográfico de la instalación proyectada, con graves problemas de abastecimiento de agua de boca.

La altísima probabilidad, de que el millón y medio de litros por día de líquidos residuales (más de media piscina olímpica) producidos por esa inconmensurable explotación ganadera industrial acaben infiltrándose en un suelo de naturaleza kárstica —una roca caliza cuajada de orificios y grietas interconectados— y contaminando gravemente el acuífero Araviana, reclama, en aras al respeto del principio de precaución, la decisión de protección de la calidad de esa masa de agua.

En esa zona, dada su realidad hidrogeológica, la única fuente de agua que puede garantizar el futuro del territorio es su acuífero que, por otro lado, tiene puntos de descarga en la cuenca del Ebro.

La empresa promotora describe el suyo como un proyecto de vertido cero pero la experiencia acumulada califica esta afirmación como intencionadamente inexacta. Se habla de una depuradora que convertiría los digestatos (los purines una vez extraído el metano por fermentación pero con la misma carga de nitrógeno que al inicio del proceso) en agua apta para riego.

Indudablemente, tecnologías como las propuestas pueden reducir el contenido en nitrógeno pero, una depuración que reduzca el nitrógeno hasta los niveles expuestos es algo que no se ha hecho en explotaciones industriales de gran tamaño porque resultaría inviable tanto técnica como económicamente. La desnitrificación de fluidos con alta carga de nitrógeno está desaconsejada e incluso prohibida por la UE en algunos casos por su alto riesgo de emisiones de óxido nitroso (N2O), un gas con un papel importantísimo en el calentamiento global con un poder de producir efecto invernadero 300 veces mayor que el del CO2. Y así lo explican desde la citada agrupación en los informes técnicos detallados realizados por expertos en la materia, en las reuniones que se han mantenido con los responsables , tanto de la CHD como de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León

 

Provincias: