Agronews Castilla y León

 

  • El borrador, que saldrá de nuevo a información pública en los próximos días, sí recoge las balsas laterales de regulación del Órbigo

El futuro Plan Hidrológico de la cuenca del Duero, que se espera aprobar a final de este año para entrar en vigor en 2022, no contempla el recrecimiento de los embalses de la provincia de León (Riaño, Barrios de Luna, Porma y Villameca) para aumentar su capacidad de almacenar agua, como habían pedido, 20 colectivos, entre los que está la Diputación de Valladolid o el Colegio oficial de Ingenieros Técnicos agrícolas de Castilla y León. El recrecido de los embalses es una obra de ingeniería compleja y costosa que la Confederación “no contempla” porque el futuro Plan Hidrológico, según su presidenta, Cristina Danés, trabaja con una “una óptica muy diferente a otros planes, ya que estamos en un escenario inminente de cambio climático y hay que optimizar el agua de otra manera. No es cuestión de recrecer porque estamos pensando en una disponibilidad de agua que no va a haber, no es cuestión de almacenar donde no va a poder ser llenado”.

El texto del borrador del futuro Plan Hidrológico dibuja un escenario con mucha menos agua disponible, a finales de siglo, según Danés, habrá una reducción de aportaciones entre un 24 y un 40% y “eso plantea que la gestión del agua se tiene que basar en eficacia, en mejor utilización, no es cuestión de almacenar porque a lo menor no hay para almacenar”.

 

Sí se contemplan la regulación del Órbigo

Otro de los temas polémicos en la provincia de León es la regulación del río Órbigo, en la época de José Valín como presidente de la Confederación, en 2012, se planteó la construcción de dos mini-embalses en este río, que pasaron la Declaración de Impacto Ambiental en 2018, pero que no se han llevado a cabo. En la zona han tenido una importante contestación social (https://www.agronewscastillayleon.com/la-plataforma-contra-los-mini-embalses-del-orbigo-leon-esta-dispuesta-llevar-los-proyectos-los y https://www.agronewscastillayleon.com/la-polemica-de-los-mini-embalses-del-orbigo-leon-sobre-la-mesa-de-la-nueva-ministra-de-medio), entre otros, por los ayuntamientos y los ganaderos afectados por la inundación de sus terrenos, además del partido político Unión del Pueblo Leonés, mientras que son apoyados por los regantes. Estos dos mini embalses de 'La Rial' y 'Los Morales', con capacidad total en torno a 30 hectómetros cúbicos de agua, “sí se contemplan” en el borrador del Plan Hidrológico, asegura Danés, “porque se ha estudiando, son fruto de un trabajo de mucho tiempo y viendo en qué situación y en qué sistemas de explotación hace falta aumentar la garantía para usos existentes y futuro”.

Danés, recordó en una entrevista en La 8LEÓN televisión, que cuando llegó a la presidencia de la Confederación se había realizado un estudio técnico, pero “faltaba el socio económico”, que fue realizado por la Universidad de Salamanca. La solución que se propone para almacenar  agua y regar más de 50.000 hectáreas es “cara porque hace que el agua llegue a través de un bombeo, no por gravedad, y es un importante coste energético, por tanto los costes por hectárea serán elevados, pero se ha hecho  llegar a los regantes el estudio y el coste económico de la infraestructura y ellos han dicho que les interesaría amortizar esta infraestructura cara y de mantenimiento caro”. La pelota está ahora en manos del Ministerio para la Transición Ecológica que es quién decide “si se hace o no la infraestructura que está contemplada en el Plan  Hidrológico”.

 

El cambio climático marca el Plan Hidrológico

Este  extenso documento que marcará los planes y la gestión del agua del Duero entre 2022 y 2027, “está en fase muy avanzada, hay un borrador fruto de un proceso anterior de búsqueda de los temas importantes en la Confederación, un proceso largo y con mucha participación publica y  muchas alegaciones”. De ahí ha salido “un borrador que está en la fase última y saldrá a información publica en el próximo 31 de mayo para empezar otro proceso de participación, se pondrá a disposición de los que quieran alegar” por un plazo de seis meses con el objetivo de aprobarlo a finales de este año. El trabajo, ahora, explica Danés, “consiste en hacer entender el borrador del Plan a todo el mundo e intentar llegar a una postura lo más consensuada posible para la gestión del recurso con un criterio nuevo, la adaptación al cambio climático, que es una realidad”.

 

 

Tags: 

Sección: 

Provincias: