Los productores de cereza del Valle de Caderechas verán este año aumentada la rentabilidad de su producción, que aunque será menor, les permitirá mantener los beneficios. Si antes del inicio de la campaña se estimaba que la producción de las diferentes variedades de cereza alcanzasen entre las 150 y 175 toneladas, las altas temperaturas han modificado las previsiones dejándolas en apenas el centenar de toneladas. Sin embargo, la protección del valle y la altitud hacen que la recolección de la producción en Caderechas sea más tardía que en el resto de lugares. Esto permitirá que los productores comenzar a recoger su cereza en agosto, cuando el resto de provincias ya no tienen producto fresco y los precios serán “más acordes al coste”, ha explicado José Ignacio Velasco, director técnico de la Marca de Garantía de las Caderechas.

I. del Álamo - www.burgosconecta.es

Provincias: