La cabaña ganadera australiana de vacuno alcanzará, en 2023, su mayor tamaño en casi una década con 28,8 millones de cabezas

Agronews Castilla y León

4 de febrero de 2023

La industria australiana de la carne de vacuno y la cabaña ganadera están bien posicionadas para capitalizar los cambios en la dinámica de la oferta mundial en 2023. Este año será un año de transición y madurez para la cabaña ganadera de Australia, con cualquier aumento en los números ahora más allá del estado de reconstrucción, con todas las métricas clave de producción pronosticadas para mejorar este año, según la última actualización de las Proyecciones de la Industria Ganadera de Meat & Livestock Australia (MLA).

Las continuas precipitaciones y las favorables condiciones estacionales observadas el año pasado garantizarán una sólida oferta de ganado joven y para sacrificio durante los próximos dos años, independientemente de los resultados estacionales.

El sur de Australia seguirá impulsando el aumento del número de cabezas de ganado, en particular Nueva Gales del Sur, y también se esperan mejoras de la oferta en el sur de Australia Occidental, Australia Meridional y Victoria en distinta medida.

En el norte, en 2022 se dieron condiciones estacionales favorables en gran parte de Queensland, lo que impulsó el inicio de la reconstitución de la cabaña del estado y una mejora en el número de hembras. Se espera que la reconstitución del norte de Australia se acelere significativamente este año.

En 2023, crecimiento del 4,5%

En general, la cabaña ganadera en 2023 crecerá a su nivel más alto desde 2014, alcanzando 28,8 millones de cabezas, un aumento de 1,1 millones o 4,5% interanual.

Para 2025, se espera que la cabaña nacional alcance su nivel más alto desde la década de 1970, con 29,6 millones de cabezas, antes de un descenso constante. Este crecimiento continuado se debe a los buenos resultados reproductivos de las hembras, a las mejoras genéticas de toda la cabaña y a la buena gestión de las explotaciones.

Los precios de los insumos y el coste de producción serán factores importantes que afectarán a la capacidad del sector para seguir siendo productivo y eficiente.

Además, la disponibilidad de trabajadores cualificados y no cualificados para gestionar la mayor oferta de ganado en 2023 será el principal problema que afectará a la industria de la carne roja. La capacidad del sector de la transformación para procesar el ganado determinará los niveles de producción y, por tanto, las exportaciones en 2023.