Pasan los meses y los proyectos de fractura hidráulica que atañen a la provincia de Burgos siguen avanzando. La sensibilización y el conocimiento sobre el fracking también. Ambas posturas, empresas explotadoras y movimientos antifracking, siguen encontradas y son estos últimos los que mantienen su trabajo de concienciación sobre los vecinos de los municipios afectados. En ese contexto, el Ayuntamiento de Villarcayo, uno de los que más tardó en declararse libre de fracking, ha organizado el I Congreso Fracking en las Merindades.

El título del programa lo dice todo, ‘El fin de una comarca’. En ese sentido, la organización ofrecerá a los asistentes opiniones de expertos en las diferentes materias sobre las que interviene la fractura hidráulica, para que los asistentes se formen su propia opinión.

El congreso se celebrará los días 12, 13 y 14 de noviembre en el salón de actos que la Fundación Caja de Burgos tiene en Villarcayo. El objetivo es determinar los beneficios y los costes reales de una técnica de extracción de gas no convencional que tiene levantado en pie de guerra a burgaleses, cántabros y vascos.

Cartel de la concentración.

El Ayuntamiento de Villarcayo solicita inscripción de todos los interesados en asistir a las diferentes jornadas que allí se celebren. En ese sentido, con un precio de 5 euros se tendrá acceso a todas las sesiones de las tres jornadas y, en caso de querer acudir a una de ellas en particular el precio es de 2 euros.

Concentración ante Shesa

Por otro lado, desde Burgos está convocada unaconcentración frente a la sede que la empresa explotadora de hidrocarburos de Euskadi, Shesa, tiene en la Plaza Bizkaia de Bilbao. Dicha manifestación tendrá lugar el día 21 de noviembre a las 12.00 horas y estará apoyada por los movimientos antifracking de Cantabria y el País Vasco. Shesa tiene sobre la mesa proyectos de extracción de gas no convencional en Merindades, dentro del permiso conocido como ‘Gran Enara’.

I. de la Iglesia - www.burgosconecta.es

Sección: 

Provincias: