Agronews Castilla y León

La azucarera de Toro lleva recibidas ya más de 100.000 toneladas de remolacha

La fábrica toresana lleva ya 21 días de campaña remolachera desde que el pasado 5 de noviembre abriera sus puertas para comenzar a recibir raíz de los agricultores, no solo de Zamora, sino también de La Bañeza.

El responsable agrícola de la azucarera de Toro, Rafael Muñiz, ha confirmado a AGRONEWS CASTILLA Y LEÓN que el ritmo de molienda “es el adecuado para la fábrica y la campaña, hasta ahora, va bien”.

Hay que señalar que el cupo de raíz para esta campaña remolachera en la empresa toresana es de unas 420.000-440.000 toneladas aunque todo dependerá, según recuerda Muñiz, “de cómo vaya transcurriendo la campaña, hasta el día de hoy la azucarera lleva recibidas unas 100.000 tn, si la climatología nos acompaña pasaremos la navidad y sobre primeros de enero, previsiblemente terminaremos, dependiendo siempre de cómo se vayan viendo las cosas y el ritmo sea el adecuado”.

Por otra parte, en cuanto a los rendimientos, polarización y riqueza de la remolacha, el responsable agrícola de la industria toresana destaca que “están muy bien, sobre lo esperado, aunque llevamos todavía pocas toneladas y queda aún remolacha tardía estamos en unos rendimientos que se sitúan entre los 106-108 tn/hra, en cuanto a kilos está muy bien y en riqueza ha llegado a un 17,35 por ciento que era el esperado, en realidad”, señala Muñiz, “no nos están sorprendiendo estos datos ya que estamos en unos niveles de rendimiento previstos y si la climatología nos deja seguir así quedaremos todos satisfechos”.

En cuanto al ritmo de entrega es bueno, según señala Rafael Muñiz, ya que “solemos recibir entre 6.500-8.000 toneladas al día, aunque depende, pero tenemos remolacha en el campo como para una semana con lo cual desde que se recolecta hasta que llega a la fábrica no pasa mucho tiempo”.

Sobre novedades para esta campaña “no hay ninguna significativa aunque la fábrica ha hecho unas serias inversiones dentro del proceso de fabricación en dos líneas, la seguridad y la salud de las personas con la automatización de muchos de los procesos y ,por otro lado, en la seguridad alimentaria ya que la sociedad demanda cada vez más calidad en los alimentos y hemos conseguido buenos resultados”, ha dicho Muñiz.

Lo cierto es que la campaña remolachera en Castilla y León cada año va perdiendo más superficie de cultivo aunque este año se ha incrementado la siembra en unas 3.500 hectáreas, para el responsable agrícola de la azucarera de Toro, la remolacha sigue siendo un cultivo rentable ya que “no me queda la menor duda de que sí porque el agricultor tiene una rentabilidad con estas producciones similar o mejor”, recuerda que “nosotros hace dos años que cambiamos el modelo de contratación de remolacha por una necesidad, al liberalizarse las cuotas había que adaptarse para sobrevivir y que la industria azucarera fuera rentable y por lo tanto que se pudiera mantener el tejido industrial en el campo para que el agricultor pudiera sembrar remolacha, es verdad, que bajamos mucho el año anterior, pero este año hemos recuperado sensiblemente hectáreas y esperamos seguir haciéndolo así en los siguientes”.

Rafael Muñiz dice que “la azucarera tiene el modelo de contratación tradicional, es decir, nosotros le compramos a un precio la remolacha al cultivador y se lo pagamos por ello, pero también es cierto que cada vez hacemos mas contratos de integración como en otros sectores nos implicamos más con el agricultor de tal manera que lo que hacemos es garantizarle unos ingresos por hectárea, en este sentido, hay muchos agricultores que lo quieren hacer por su cuenta y otros quieren mejor este tipo de contrato, nosotros estamos apostando por ello y creo que cada día vamos creciendo, tenemos que continuar consiguiendo la confianza del agricultor y en esa estamos”.

Sección: