María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

La Asociación Pueblos Unidos de la Comarca zamorana de Tábara vuelve a salir a la calle

Esta agrupación sigue manteniendo las movilizaciones para recordar a las administraciones que “no nos resignamos. Que su falta de transparencia, sus ninguneos y sus verdades a medias no nos frenan ni nos desaniman. Al contrario, nos dan fuerza para seguir luchando y exigiendo la paralización de las granjas industriales porcinas de Pozuelo y Faramontanos, en la defensa del medio rural de la comarca de Tábara”.

Una vez más esta Asociación ha vuelto a concentrarse, en esta ocasión en Pozuelo de Tábara, para revindicar su malestar por la implantación de granjas industriales de porcino en varios puntos de la provincia.

Recientemente la Junta de Castilla y León ha concedido la autorización ambiental al proyecto de Pozuelo, que prevé la construcción de una granja con capacidad para 4.600 cerdos de cebo, con 11.000 cebones anuales. Según esta Asociación “no se han tenido en cuenta nuestras alegaciones. Tampoco nuestras inquietudes ante la falta de garantías en la supervisión del cumplimiento de las normativas frente a la contaminación del agua, el aire y la tierra, tanto por la producción porcina como por el esparcimiento de purines. Una mala noticia, sin lugar a dudas, pero que no nos desanima, pues seguiremos luchando para evitar que este proyecto se convierta en una realidad.

Hay que recordar que la Asociación Pueblos Unidos de la comarca de Tábara registró el pasado 11 de diciembre en la delegación de la Junta las firmas de propietarios que no autorizan que se viertan purines en sus tierras. “Son propietarios cuyos terrenos están incluidos entre las 297 hectáreas recogidas en el proyecto para el esparcimiento de purines, pero a los que no se les ha preguntado ni solicitado autorización”, señalan desde la agrupación. También dicen que “el promotor de la granja de Pozuelo solo tiene el compromiso del agricultor, que es rentero y no propietario. Y son los propietarios los que deben autorizar el esparcimiento de purines en sus tierras. Son muchas las firmas recogidas ya, algunas entregadas en Medio Ambiente y otras que se llevarán en una nueva tanda. La Junta de Castilla y León debería tenerlo en cuenta para no dar por válido el proyecto del promotor de Pozuelo ni asumir que, en caso de que la granja se ponga en marcha, contará con las hectáreas exigidas para esparcir los 11.588 metros cúbicos de purín anual que se producirán”.

Así las cosas, la Asociación Pueblos Unidos de la comarca de Tábara también ha registrado escritos en los ayuntamientos de Pozuelo y Faramontanos, para exigir información actualizada sobre los proyectos de granjas industriales.

Desde la Asociación afirman que “no estamos en contra de la agricultura y la ganadería locales, al contrario, ese es el futuro que defendemos para nuestros pueblos; un modelo agrario y ganadero alejado de la producción industrial cortoplacista, que solo busca obtener el máximo beneficio en el presente aunque se condene el futuro de nuestros pueblos. Si no le ponemos freno ahora, esta invasión de granjas industriales convertirá Zamora en un estercolero sin futuro, vacío de población, contaminado y abandonado cuando las granjas se cierren y se vayan en busca de terrenos frescos que contaminar”.

Provincias: