Agronews Castilla y León

La Asociación Nacional de Transportistas de Animales, ANTA, rechaza totalmente los transportes de animales que incumplen el bienestar animal y que además por no respetar dicha medida produzcan un exceso de masa máxima autorizada sumamente peligrosa para la seguridad vial, como recientemente ha ocurrido en la A-231 en donde un transporte de pollos de granja fue interceptado con 48 Tm de peso. Este caso es totalmente puntual, desde ANTA se lucha por la realización de un transporte eficiente, sostenible y seguro, siempre cuidando la seguridad vial y el bienestar animal ya que nunca olvidamos que nuestra mercancía está viva.

Las malas prácticas que se puedan generar en el sector hay que cortarlas de raíz, estas actividades ilegales manchan nuestra imagen que prácticamente en su totalidad cuida y mima su mercancía. Actualmente ANTA está inmersa en una lucha con las distintas administraciones para la subida de la masa máxima autorizada y altura máxima que permita que el transporte de animales vivos sea más competente, teniendo siempre como premisa el Reglamento (CE) Nº 1/2005 relativo a la protección de los animales durante el transporte, que garantiza las densidades mínimas en cada especie animal.

Según marca el Reglamento General de Vehículos la masa máxima autorizada para este tipo de vehículos es de 40 Tm. En el caso de este transportista, siempre y cuando sea profesional, es decir realice transporte a terceros y no transporte su propia mercancía, será sancionado con la perdida de la honorabilidad y por tanto se retirara su licencia por el tiempo de un año según marca el nuevo ROTT (Reglamento de Ordenación de Transporte Terrestre) al realizar una falta grave por exceder el 20 % de la masa máxima autorizada.

Sección: