Agronews Castilla y León

Tras las últimas noticias aparecidas en diferentes medios de comunicación sobre la situación de los trabajadores de varias cooperativas de Extremadura vinculadas a la actividad del ajo, la Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajo, ANPCA, pone de manifiesto que son situaciones completamente aisladas y de ningún modo generalizadas.

Esta Asociación ANPCA, desde su comienzo en el año 2002, ha defendido la profesionalidad del sector ajero español, apostando por la innovación en los puestos de trabajo y la mejora constante de las condiciones de trabajo y sanitarias en nuestro sector. De hecho, esta asociación cuenta desde hace más de 8 años de un sistema de supervisión y vigilancia del mercado, cuya labor es precisamente evitar la competencia desleal a través de prácticas abusivas en las condiciones de trabajo. ANPCA ha realizado 12 actuaciones en este sentido con denuncias a la Inspección de Trabajo de la Seguridad Social en varias provincias españolas con el fin de acabar con una situación que perjudica fundamentalmente a los trabajadores que la sufren, pero también a las empresas que tienen que competir en los mercados con ajos elaborados sin las debidas condiciones mínimas de trabajo y sanitarias. 

De igual manera, ANPCA lleva ya 3 años demandando un Convenio Sectorial para el Ajo y la Cebolla a nivel nacional que elimine las desigualdades existentes entre las diferentes zonas productoras de España. El objetivo de este convenio sectorial es armonizar y fijar las condiciones laborales de los trabajadores de estos sectores tan importantes en nuestro país considerados cultivos sociales dado que fijan población y generan empleo en el medio rural, desde la fase de campo hasta la fase de industria. Actualmente las empresas de nuestro sector tienen que atenerse a los diferentes convenios del campo existentes en cada una de las 50 provincias españolas para el personal de campo y a los diferentes convenios industriales o de manipulado (dependiendo de las zonas) para el personal de los procesos de limpiado, pelado y envasado del ajo. Esta situación, además de suponer una desventaja competitiva para muchas zonas de producción debido a las diferentes normativas, dificulta enormemente a los departamentos de recursos humanos la adecuación de cada personal a las heterogéneas tareas, zonas de producción y funciones.

El ajo español alcanzó en 2021 una superficie total de 29.632 has según los datos oficiales, de las que 20.856 correspondieron a Castilla-La Mancha, 5.121 has. a Andalucía y 1.820 has. a Castilla y León. La producción total de ajo español superó los 309 millones de kilos y se comercializó en más de 59 países, con un total de más de 189 millones de kilos exportados según aduanas españolas.

ANPCA representa actualmente a 1.891 productores y a las 67 empresas, cooperativas y organizaciones de productores de frutas y hortalizas más importantes de comercialización de ajo en España que en su conjunto suponen el 78% del total de la producción comercializada en nuestro país, alcanzando una superficie de cultivo de 18.975 has acreditadas en esta pasada campaña 2021. Estas cifras convierten a esta Asociación en el referente del sector, tanto a nivel de comercialización como de producción en España y Europa.

 

Tags: