Agronews Castilla y León

La Asociación Española de Esquiladores ha remitido a los medios de comunicación un amplio comunicado de prensa en el que asegura pretende explicar la realidad sobre la esquila y los esquiladores en la “España vaciada”.

En España existen 1.200 esquiladores que año tras año ven como la presión de mano de obra extranjera, que trabaja, aseguran, en condiciones inaceptables, baja los precios a percibir por esquilar una oveja, conllevando el abandono de la profesión o la necesidad de viajar a otros países europeos donde el precio por esquilar es digno.
 
Un grupo de esquiladores españoles lucha por dignificar la profesión.
 
El oficio de esquilador en España, afirman desde la Asociación, tiene una tradición de cientos de años, dada la importancia que ha tenido la producción ovina y concretamente la producción de lana fina, a lo largo de la historia.
 
Por todos es conocido la importancia que llegó a tener en diferentes puntos de España determinadas actividades económicas relacionadas originalmente con la lana, ciudades como Burgos o Segovia donde se concentraban comercializadores, la industria textil en Sabadell o Béjar (Salamanca), los puertos de Santander y Bilbao como exportadores de lana fina a centroeuropa, y detrás de todo el esplendor y la bonanza económica de estas ciudades estaba la labor del esquilador, profesión que ha estado en los últimos meses de plena actividad por la supuesta y aireada falta de esquiladores en España.
 
La realidad sobre este oficio en España, aseguna desde la Asociación, no se cuenta, estos humildes trabajadores no tienen una estructura suficientemente consolidada como para llegar los titulares de prensa o a los responsables políticos, su profesión ya le ocupa bastante tiempo en plena campaña de esquila (madrugar para desplazarse y estar en el tajo, estar esquilando durante mañana y tarde, y volver a casa tras dura jornada para preparar el material para el día siguiente) como para además intentar estar ante instituciones y afrontar la burocracia que ello conlleva.
 
¿Qué ocurre con los esquiladores en España?
La entrada sin control de esquiladores extranjeros, promovida año tras año por empresas y cooperativas ganaderas está poniendo en peligro el oficio milenario de esquilador y las tradicionales cuadrillas de esquiladores españoles. La llegada de mano de obra extranjera satura la oferta, y compite deslealmente con precios bajos y
condiciones inaceptables. Este hecho, que viene ocurriendo desde hace años en España, ha supuesto que cada vez sean más los esquiladores españoles que hayan optado por ir a esquilar a otros lugares de Europa, a unos precios dignos, y que otros abandonen la profesión directamente buscando otras salidas laborales.
 
La Agrupación de Esquiladores Españoles ha venido desarrollando en colaboración con diferentes entidades públicas y privadas diversas actividades, como cursos de formación, integración en la Asociación Mundial de Esquiladores, celebración de campeonatos de esquileo y defensa de la profesión de esquilador ante diversas instituciones, pero la realidad es que es molesta porque principalmente defiende un precio digno por esquilar.
 
Pero ¿Cuantos esquiladores hay en España?
Para esta agrupación de esquiladores este año es muy fácil de saberlo gracias al Covid-19.
 
Según las noticias de los últimos meses, el avión fletado especialmente desde Uruguay a España, ha traído a 255 esquiladores para salvar la campaña de esquila en España, por el eminente riesgo de que las ovejas quedasen sin esquilar, en plena pandemia y en una crisis sanitaria sin precedentes y el mundo entero confinado, consiguieron llegar a España en la segunda semana de mayo.
 
España tiene 15.478.000 ovejas, censo de noviembre de 2019, la estancia de estos trabajadores es de dos meses en nuestro país, a una media de 250 ovejas día,
llegarán a esquilar 3.825.00o ovejas, entonces ¿Quién esquila el resto de ovejas? Pues sí, los 1200 esquiladores, profesionales y semiprofesionales que hay en España, según nuestros datos y datos facilitados por las empresas de venta de material específico para esquilar son los que de manera silenciosa y responsable están ahora esquilando nuestras ovejas, bombardeados además por noticias sin contrastar, humillantes e inaceptables sobre la falta de profesionales.
Incluso en los años 90 cuando el censo ovino llegó a lo 23 millones y apenas eran 200 los esquiladores polacos que venían, las ovejas se esquilaban. Ahora gracias a la concesión de permisos de trabajo sobre todo a uruguayos , que perciben menos que uno nacional por esquilar una oveja, sin control y sin ajustarse a las necesidades reales, la desfachatez de cooperativas que promueven el cordero nacional y el desarrollo rural y que prefieren contratar a extranjeros, la falta de escrúpulos de empresas privadas que bajan los precios y son capaces de doblar sus plantilla de un año a otro para hacerse con ovejas, están poniendo en peligro de extinción, con precios cada vez mas bajos y campañas mas cortas, a los esquiladores locales que en su mayoría forman parte de esa “España vaciada”. Todo ello sin hablar de la tasa de desempleo que nos espera después de la pandemia.
 
"Nada tenemos contra en contra de nuestros compañeros esquiladores que hacen el largo viaje para sacar a sus familias o sus proyectos personales adelante, pero exigimos que empresas contratantes y cooperativas no aprovechan sus necesidades para bajar el precio de la esquila con grave perjuicio para todos los esquiladores de la España vaciada" aseveran en un comunicado desde la Asociación.
 
¿Que pretendemos conseguir?
 
Como Agrupación su primordial objetivo es promover y dar a conocer el esquileo, como vienen haciendo desde 1992, celebrando cada año el Campeonato de España con varios concursos en diferentes puntos de la geografía española, siendo el Campeonato de Merinas de Castuera (Badajoz) el más importante. También desde el 92 España ha estado representada en los mundiales de esquileo y el año pasado en el mundial celebrado en Francia, España presentó por primera vez un equipo completo a maquina, tijera, laneras y jueces, conseguimos el puesto número 11 del mundo a máquina.
 
En cuanto a la formación, desde el 2000, se vienen impartiendo cursos anuales de iniciación y perfeccionamiento con el suficiente nivel para poder enviar esquiladores a Nueva Zelanda o Australia a cursar estudios superiores y que puedan trabajar allí. Este año se suspendieron por el Covid los tres cursos programados con 50 personas inscritas.
 
La agrupación tiene un ambicioso plan de formación para 2021 con 4 cursos en Extremadura en colaboración con la Escuela de Pastores de Extremadura en Castuera y desarrollar en el norte una Escuela de Esquiladores en la Rioja para formar y perfeccionar al menos a 100 personas. El objetivo es llegar a las administraciones oportunas para exponer sus problemas y poder regular los permisos de trabajo, somos conscientes de que tienen que seguir viniendo extranjeros a esquilar, pero tiene que ser de manera controlada, ajustándose a la necesidad real y dejando sitio para que jóvenes de aquí con ganas puedan aprender y tengan trabajo y condiciones laborales y económicas justas.
 
Que se reconozca oficialmente la profesión de esquilador con su certificado de profesionalidad pertinente, se tipifiquen las categorías laborales necesarias y la creación de la escuela de esquiladores es nuestra receta para reflotar un oficio duro pero con futuro fijar población en las zonas rurales y que los jóvenes puedan ganarse la vida de forma digna y organizada, concluyan.
 

Sección: