Agronews Castilla y León

La Asociación de Criadores de raza Rubia Gallega (Acruga) cerró el año 2016 con una mayor presencia en el mercado internacional, que ya representa casi el 50% de sus ventas de semen.

En total, en el pasado año, se vendieron cerca de 240.000 dosis, unas 119.000 en el mercado nacional, y algo más de 117.000 en el internacional.

Estos y otros datos se pusieron este viernes de manifiesto en el transcurso de la asamblea anual de Acruga en Lugo, que contó con docenas de ganaderos de toda la provincia, y que después participaron en la tradicional comida y en el homenaje a los ganaderos y ganaderas jubilados a lo largo del último año. A esta cita acudieron unos 180 ganaderos y ganaderas de toda la provincia, así como autoridades.

En concreto, destaca la exportación a mercados consolidados, como Brasil, que importó en el último año más de 100.000 dosis; Polonia, con 10.200, México, Turquía y Portugal. Algunos de estos países obtienen dosis seminales para cruce industrial con sus razas con el objetivo de mejorar la capacidad productora de sus cabañas ganaderas, para lo cual la Rubia gallega demuestra ser una de las razas más cualificadas.

El pasado 2016 se incorporaron a la exportación de dosis seminales nuevos países, como Australia, Indonesia, Italia y Nicaragua. Se trata de una primera introducción con venta de semen que en total alcanza las casi 5.000 dosis, “una cantidad que no es demasiado significativa pero que es importante porque sienta las bases para futuros negocios y sigue adelante con la expansión internacional de la raza Rubia gallega”, destacan desde Acruga.

Mayor demanda de la carne selecta

Otra de las vías para mejorar la promoción de la raza Rubia Gallega es la obtención de carne de excelente calidad a través del trabajo en común con Ternera Gallega. El convenio de colaboración firmado hace años entre ambas entidades permitió trabajar en la evolución de animales sacrificados bajo la denominación o marca Ternera Gallega Suprema-Carne de Rubia Gallega, que designa a los canales de mayor calidad.

En este sentido, desde Acruga destacaron que “la demanda de esta carne en el sector de la restauración no hizo más que aumentar”; una tendencia ascendente que en 2016 llegó a los 3.785 animales sacrificados, frente a los 2.989 del 2015. “Esta tendencia seguirá aumentando en este año 2017, en el que sólo en el primer trimestre del año, alcanzó las 1.006 reses sacrificadas bajo esta marca selecta”, subrayan desde la asociación.

Fuente: FEAGAS

Sección: