Agronews Castilla y León

En los últimos meses del año 2020 se han visto incrementados los movimientos definitivos para la conformación del Plan Estratégico de España para la futura Política Agraria Comunitaria. Su elaboración viene a reseñar un trabajo incesante, sobre todo en el último trimestre del año 2021, que intenta reflejar la realidad productiva, social y medioambiental del campo, además de la adaptación y apuesta clara por una forma de producción de sectores con mayor importancia a nivel nacional: el mundo agroganadero.

Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, en consonancia con su confederación nacional, ha venido estudiando y trasladando cada una de las propuestas que, desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, han ido llegando en relación al nuevo periodo PAC.

En este sentido, y concretamente en lo relacionado con las distintas sectoriales de ganadería de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, se han ido sucediendo distintas reuniones con la Dirección General de la PAC de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio en las que se daba traslado de las observaciones y posturas de estos sectores ganaderos de la región.

Las líneas generalistas marcadas por los sectores estaban en el reconocimiento de su labor por medio de la creación de fórmulas y apoyos estructurales que significaran esa apuesta definitiva por unos sectores básicos que sustentan, como se ha podido comprobar durante el periodo más crudo de la pandemia por COVID-19, la mayor parte de la producción de productos básicos para la alimentación de la población.

Desde el primer momento se consideró crucial solicitar la aplicación o modificación de las herramientas disponibles en el incipiente periodo PAC, entre las que estaban las ayudas asociadas, los eco-esquemas y las intervenciones sectoriales.  De entre todas ellas, las dos primeras sí que estarán disponibles para los sectores del ovino y caprino, vacuno y porcino ibérico (este último no dispondrá de ayudas asociadas), en virtud del último borrador publicado por el Ministerio a finales de octubre.

Sin embargo, las intervenciones sectoriales no han sido consideradas por el Ministerio como opción válida para su aplicación en ninguno de los anteriores.

Por otro lado, el sector apícola que hasta el momento venía contando con un plan específico -el Plan Nacional Apícola- sí que contará con una intervención sectorial. La aplicación de esta herramienta es una adaptación de ese anterior, que pasará a denominarse dentro del nuevo periodo como intervención apícola sectorial.

En vigor hasta el año 2023, se mantendrá operativo el Plan Nacional Apícola que dispondrá de un considerable aumento de su presupuesto del 70% para el trienio 2021-2023. Un aumento que ha venido a ampliar de forma muy significativa tanto las asignaciones de algunas líneas ya existentes como la inclusión de otras nuevas.

En general, su elaboración vendrá determinada por una parte importante de los aspectos ya conocidos, trabajados para el periodo anterior. Sin embargo, su adaptación al plan estratégico de la nueva PAC, conllevará algunos cambios en su conformación.

Los cambios más pronunciados que van a llevarse a cabo tienen que ver con el nuevo modelo, en el que se evaluarán las necesidades, estableciéndose una serie de objetivos que marcarán, mediante unos indicadores de realización y resultados, el grado de cumplimiento de los mismos. Todo ello culminará en un plan de metas y  financiero.

De tal modo, lo que hasta ahora se venía conociendo como Plan Nacional Apícola, pasará a modernizarse e integrarse en el Plan Estratégico Nacional de la PAC, donde se establecerá la estrategia de intervención para poder así fijar los objetivos específicos, partiendo de un análisis de necesidades (DAFO),.

Otra cuestión será la de que este sector apícola no contará con una reglamentación secundaria específica. Dispondrá de una reglamentación horizontal que será aprobada en los próximos meses conforme se vayan definiendo y ultimando determinadas cuestiones (Reglamentos PEPAC, Reglamentos delegado y de ejecución).

Ante todo ello, destaca la continua labor de la sectorial apícola de Cooperativas Agroalimentarias Extremadura y de España en esta labor de conformación de la intervención sectorial, por la que se vienen produciendo reuniones internas y con el Ministerio de Agricultura con el objetivo de trasladar propuestas y aportar la experiencia de este sector tan importante desde el punto de vista económico, medioambiental y social. 

Sección: