Agronews Castilla y León
  • La organización denuncia nuevos ataques en los últimos días en Riofrío, San Juan de la Nava o Navalmoral de la Sierra, y señala al Ministerio de Transición Ecológica y a la Junta de Castilla y León por no atender las demandas de los ganaderos.

La Alianza UPA-COAG de Ávila denuncia varios ataques de lobos en los últimos días en los términos municipales de Riofrío, San Juan de la Nava y Navalmoral de la Sierra con la muerte de varios terneros y con situaciones que incluso son calificadas por los ganaderos de la zona como “auténticas escabechinas de lobos casi a diario”.

La organización considera “una vergüenza que el Ministerio de Transición Ecológica y la Junta de Castilla y León sigan sin hacer absolutamente nada para atajar de una vez por todas este problema que por la inacción política sigue incrementándose en Ávila”.

La Alianza UPA-COAG lamenta que la expansión territorial del lobo esté “acabando con el patrimonio de ganaderos y de ganado que aún tiene nuestra provincia debido a la nefasta política llevada a cabo durante los últimos años por la Junta de Castilla y León y de lo que ha venido siendo siempre el Ministerio de Medio Ambiente”.

Los ganaderos de la provincia abulense muestran su absoluta rabia y cabreo por “el incomprensible pasotismo de los responsables políticos en materia medioambiental, que lejos de actuar como la situación requiere, están únicamente interesados en expandir la población de lobos para que una minoría de ciudadanos puedan ir al campo el fin de semana e intentar ver el lobo, deseando que el medio rural abulense se convierta en un Yellowstone como atracción turística”.

“Resulta un verdadero despropósito que la ausencia de gestión del lobo, y por lo tanto de control de poblaciones, por parte de la Junta y Ministerio en Castilla y León desde hace más de 20 años esté acabando con un patrimonio único como es el gastronómico, paisajístico y medioambiental que representa la ganadería extensiva”, consideran desde la organización agraria.

La Alianza UPA-COAG recuerda que instituciones como la Universidad consideran que en los últimos años el crecimiento de las poblaciones de lobos ha sido espectacular, tanto a nivel de número de manadas como por expansión territorial.

Para la organización, la postura de las administraciones ha roto cualquier tipo de equilibrio y actualmente la estrategia que se está llevando a cabo es “simplemente aberrante” por parte de quienes demuestran a diario su intransigencia por no ponerse en el lugar de quienes sufren las ‘lobadas’ a diario y ven afectados sus patrimonios personales.

“Hacemos un nuevo llamamiento a Junta de Castilla y León y Ministerio de Transición Ecológica para que sean receptivos a lo que trasladan las víctimas, que son los ganaderos, y que dejen de amparar, como lo han hecho durante muchos años en esta región y provincia, a grupúsculos minoritarios que con mentiras y exageraciones quieren hacer ver que la supervivencia del lobo está en peligro, cuando quien lo está es la figura del ganadero extensivo”, concluyen desde UPA-COAG.

Sección: 

Provincias: