Agronews Castilla y León

La principal agricultura de la Unión Europea, la francesa, se encuentra muy preocupa por las consecuencias que la falta de lluvias que se ha vivido entre octubre de 2018 y abril de 2019 que no sólo está crecimiento vegetativo de los cultivos sino que no han contribuido a la recarga de los niveles freáticos que ya arrastraban un importante déficit tras la sequía vivida en 2018.

Fuentes oficiales aseguran que la situación es especialmente preocupantes en zonas de, Ile-de-France, Borgoña y Auvergne-Rhône-Alpes, destacando además que las lluvias de abril pueden no mejorar la situación porque llegan demasiado tarde ya que los cultivos ya están plantados y esa agua no llega al subsuelo más profundo. Restricciones de agua

Señalar aquí que durante el mes de abril, nueve departamentos se vieron afectados por restricciones de agua con alertas en Charente y Charente-Maritime, Indre, Creuse, Vienne, Pirineos Orientales y Norte, según comunicó el propio Ministerio de Agricultura francés. 

Además, aunque las ansiadas lluvias han llegado durante el mes de abril lo han hecho en zonas como el norte a Normandía, el Macizo Central o el norte de los Alpes  en niveles hasta un 30% inferiores a las vividas tradicionalmente.

Toda esta situación se acrecienta tras la sequía vivida en 2018, por buena parte de los países del centro de Europa, que hace, por ejemplo, que la producción de patata haya caído un 20% en Alemania, Bélgica, Francia u Holanda.

Forrajes

No se puede olvidar en esta coyuntura que viven los pastos como consecuencia de esa falta de precipitaciones que no se han recuperado de la situación de 2018. Distintos sindicatos agrarios han señalado como esa crisis de la campaña previa colocó a los ganaderos en una compleja coyuntura ya que tuvieron que hacer frente a los elevados costes de la paja y los forrajes que llevaron incluso a tener que remitir a matadero a parte del censo vacuno ante la imposibilidad de alimentarlos a unos precios razonables.

Lo que más preocupa ahora que ese patrón se pueda repetir en 2019, ya que son muchas las voces que hablan que es posible que los ganaderos en un mes ya no tendrán ni pastos ni reservas con lo que se volverá a ver amenazada la rentabilidad de los profesionales.

Tags: 

Sección: