Agronews Castilla y León

Las últimas declaraciones realizadas por Christian Gortázar, experto en Tuberculosis, encienden aún más al sector, aseguran desde la Asociación Ganadera salmantina “19 de abril” cansado de ser siempre el que paga las consecuencias de la aplicación de unas medidas sanitarias, que califican en una nota de prensa como “poco acertadas”.

Se sigue hablando de un problema de Tuberculosis en la zona de Vitigudino, pero lo cierto es que la prevalencia se ha disparado por encima del 5% también en Béjar y ha aumentado en todas las Unidades donde está el mayor censo de ganado bovino y donde se ubican las explotaciones como Guijuelo, Lumbrales, Salamanca, Tamames, La Fuente de San Esteban y Ledesma. En estas dos últimas, por encima del 3%.

“Somos totalmente conscientes de que existe un problema de Tuberculosis, pero también de que la política sanitaria que se está llevando a cabo no funciona.  No es cierto que el problema de la zona de Vitigudino sea porque el ganadero mueve sus vacas de prado a prado. En esta zona, los mayores problemas se encuentran en fincas grandes que no hacen movimientos” afirman desde la agrupación ganaderas.

Hubo un compromiso para estudiar la prevalencia en la fauna silvestre con la toma de muestras de piezas abatidas, afirman aunque lamentan que, en muchos casos, no se han recogido y el estudio tampoco se está haciendo.

La “19 de abril” advierte que lleva  muchos años quejándose  de la empresa que realiza la campaña de saneamiento, con veterinarios con poca experiencia que van y vienen, por las condiciones de laborales y el bajo salario, y equipos que tiene hasta un auxiliar.

“Las medidas de bioseguridad para nada son la panacea, es matar moscas a cañonazos. Estamos hablando de ganado extensivo que vive al aire libre. No encerramos las vacas por las noches, no les damos de comer en las naves. Nuestro ganado convive con jabalíes y tejones. La aplicación de medidas de bioseguridad es poco viable en nuestra zona, pero a mayores, suponen un elevadísimo coste económico que en ningún caso debería asumir el ganadero” aseveran.

Desde la Asociación aseveran que llevan mucho tiempo diciendo que son necesarias otras medidas, que no se puede hablar de erradicación sino de control y que la única forma para ello sería una vacuna marcada que no interfiera en el diagnóstico. “Si Irlanda está trabajando en ella, ¿por qué aquí no?”, se preguntan.

Sección: 

Provincias: